Anuncian impuesto al vino y estallan las provincias productoras

''

La reforma tributaria que anunció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dejó contentas a algunas provincias pero no a otras. El proyecto, que contempla un nuevo impuesto al vino, provocó la inmediata reacción del ex gobernador de San Juan, José Luis Gioja, y de la vicegobernadora de Mendoza, Laura Montero. Mientras tanto, el consumo de esta bebida no deja de caer. El nuevo tributo, aseguraron los más críticos, profundizaría la crisis del sector.

Gioja, vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, afirmó en Twitter: “Los funcionarios que deciden aplicar el impuesto al vino cuando el mercado está en baja no conocen el país más allá de la General Paz”.

El actual gobernador de esa provincia, Sergio Uñac, había expresado cuando el rumor sobre el tributo era cada vez más fuerte: “Son proyectos que se hacen entre cuatro paredes. Están alejados de las economías regionales. Que nos avisen si quieren aniquilar la vitivinicultura”.

La reforma del Gobierno no sólo incluye aumentar de 0 por ciento a 17 por ciento el impuesto a vinos y espumantes sino también de 20 por ciento a 29 por ciento a whisky, coñac y otras bebidas blancas. La lógica que explicó Dujovne es: a mayor graduación alcohólica, más es la alícuota.

Montero, vicegobernadora de una provincia aliada al Gobierno, también criticó la propuesta: “El impuesto al vino y los espumantes profundizará los problemas. Para nuestra economía regional es sin duda una mala noticia”.

El diputado por Mendoza del Frente para la Victoria (FPV), Guillermo Carmona, fue aún más duro contra la propuesta: “Hoy es un día negro para la vitivinicultura argentina. Trabajaré para que el Congreso rechace el impuestazo de Macri al vino”.

El consumo de vinos en el país cayó en los últimos 18 meses. Según la Consultora Scentia, que trabaja para la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), el consumo retrocedió de manera ininterrumpida entre marzo del año pasado y agosto de este año. En todo 2016 cayó 4,5 por ciento en relación al 2015. Sólo se recuperó 0,4 por ciento en septiembre. Los referentes de la región concluyeron que el impuesto al vino no llegaría en el mejor momento.