Lunes
23.10.2017
        
Sin Mordaza
12-10-2017 | INTERES GENERAL | LUCHA GLOBAL

El mundo se iluminó de rosa contra el cáncer de mama

Los principales monumentos del globo fueron iluminados con el color que se convirtió en el símbolo de la lucha contra esa enfermedad.

El cáncer de mama causa 1,38 millones de nuevos casos y 458 mil muertes cada año en todo el mundo. Se estima que 1 de cada 8 mujeres desarrollará cáncer de mama a lo largo de su vida y que cada minuto muere una a causa de esta enfermedad.

Con el objetivo de revertir esa situación como meta, The Estée Lauder Companies inició en 1992 una campaña que ya lleva recaudado a nivel mundial 70 millones de dólares para apoyar investigaciones, educación y servicios médicos, en el marco de su compromiso para combatir el cáncer de mama y promover la detección precoz en toda la sociedad.

Bajo el lema "Acabemos con el cáncer de mama en el mundo" la nueva campaña refuerza el mensaje de que la detección precoz del cáncer de mamas puede salvar vidas. En 2017 la campaña tiene el objetivo de recaudar 8 millones de dólares, la más grande lograda en un año, y su compromiso global está más latente y fuerte que nunca: es tiempo de terminar con el cáncer de mama.

La campaña está activa en más de 70 países y logró financiar 225 proyectos de investigación durante los últimos 23 años. Además, los fondos fueron destinados a innovadores estudios y mejoras significativas para el cuidado de esta enfermedad, desde el lanzamiento de una vacuna contra el cáncer de mama en etapas tempranas, hasta mejoras en la forma de evaluar el riesgo en niñas jóvenes que provienen de familias con casos de cáncer de mama.

Durante 2017 se habrán distribuido más de 150 millones de listones rosas en los mostradores de la marca en todo el mundo.

El color rosa, símbolo característico de la lucha contra el cáncer de mama, surgió del lazo que Evelyn Lauder co-creó en 1992, luego de recibir un diagnóstico positivo de cáncer de mama en fase uno. Eligió este color porque lo identificó con la mujer, con el mundo femenino y con una sensación de salud y bienestar. Esta insignia creada a partir del lazo rosa le dio fuerza y visibilidad al objetivo principal de la campaña: fomentar la prevención, el tratamiento y la detección temprana del cáncer.

Este año, en la imagen de campaña el lazo rosa tendrá un aspecto desgastado que simbolizará la historia y la trayectoria de la campaña.

En la Argentina, como parte de la Iniciativa Global de Iluminación de Monumentos de color rosa, se iluminaron anoche 25 sitios emblemáticos de todo el país. Con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación, busca para captar la atención del público sobre la salud e inspirar a las mujeres a realizarse chequeos anualmente.

El cáncer de mama en números

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, el cáncer de mama es la primera causa de muerte por tumores en mujeres, provocando más de 5.600 casos por año.

Además, se estima que se producirán más de 19.000 nuevos casos por año, lo cual representa el 16,8% del total de incidencia de la enfermedad en el país. Argentina, luego de Uruguay, es el país de América con la tasa de mortalidad más alta por cáncer de mama, siendo San Luis y Capital Federal los lugares en donde se da un mayor índice.

Argentina, luego de Uruguay, es el país de América con la tasa de mortalidad más alta por cáncer de mama
Las tasas de mortalidad por cáncer de mama más elevada en mujeres se dan entre los 50 y los 80 años de edad o más. Más del 75% de las mujeres con cáncer de mama no tienen ningún antecedente familiar de dicha enfermedad, por tal motivo la detección temprana es fundamental, ya que los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación.

Si de prevención se habla, es clave conocer la rutina básica que toda mujer debe seguir:

Exámenes: a partir de los 20 años, realizar un chequeo anual y realizarse el autoexamen mamario.

Mamografías: una mamografía anual a partir de los 40 años.

Peso saludable: el sobrepeso significa un riesgo adicional. Llevar una dieta alta en fibra y antioxidantes previene enfermedades.

No al sedentarismo: realizar al menos 45 minutos de actividad física al día.

Reducir los riesgos: limitar el consumo de alcohol y evitar el tabaquismo.

Aunque el cáncer de mama ya no es la sentencia de muerte potencial que fue hace 25 años, el hecho de que mujeres y hombres en todo el mundo sigan siendo afectados y muriendo por la enfermedad es señal de que todavía hay mucho más por hacer.


IB

 

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.