Lunes
23.10.2017
        
Sin Mordaza
11-10-2017 | CIENCIA Y TECNOLOGIA | NATURALEZA

Compiten para estudiar un glaciar antes de que se derrita

Agencias científicas anunciaronque estudiarán un glaciar antártico que está sufriendo una acelerada pérdida de hielo

Agencias científicas de Estados Unidos y Gran Bretaña anunciaron recientemente la puesta en marcha de una investigación de varios millones de dólares para estudiar un enorme y remoto glaciar antártico que está sufriendo una acelerada pérdida de hielo y que, en un futuro cercano, podría desencadenar en un importante aumento de los niveles del mar antes de final de este siglo.

El movimiento refleja la creciente sensación de urgencia sobre una de las mayores consecuencias del calentamiento: el derretimiento del hielo polar y su impacto en los océanos.

El glaciar llamado Thwaites actúa como eje central de la capa del hielo del oeste antártico. Es más grande que el estado de Pensilvania y su parte frontal tiene una extensión de 120 kilómetros. Los últimos estudios han sugerido que las aguas cálidas de las profundidades están conduciendo a la desaparición del glacial principal.

Este retroceso, como mencionamos anteriormente, podría conducir a un aumento significativo del nivel del mar.

"Realmente necesitamos entender mejor esta situación", lamentó Paul Cutler, director del programa científico del Sistema Integrado en la División de Programas Polares de la NSF.

Investigar el ritmo de ese deterioro es una tarea compleja. La estación de investigación permanente está situada a más de 1,600 kilómetros de distancia y el acceso al glaciar, a menudo, está bloqueado por el hielo flotante.

Se espera que la misión tarde varios años en desarrollarse. En un comunicado de prensa, la Fundación Nacional de Ciencias sugirió que el costo de la investigación sería de USD 20 a USD 25 millones de dólares, pero que "la asignación de apoyo logístico para el trabajo de campo supondría el aumento significativo de ese compromiso (científico)".

La cuenta final dependerá de cómo los científicos afronten el problema.

"Estamos contemplando barcos, hacer trabajos de campo en el mismo glaciar, misiones de vuelo y posiblemente helicópteros", comentó Cutler.

"De los barcos, probablemente habrá vehículos submarinos autónomos que estarán situados debajo de la plataforma de hielo", detalló.

Establecer una base es una de las partes de la logística de trabajo que supone un reto para el equipo. Según cuentan, la realización de investigaciones sobre el propio glaciar plantea varias complicaciones.

Como pasa en muchos glaciares del Antártida, el Thwaites es, en realidad, una gran plataforma de hielo que se encuentra encima del océano y otra área más grande de ese glaciar descansa en el fondo marino. La llamada "línea de tierra" se encuentra entre 300 y 700 metros bajo el nivel del mar, tal y como cuenta Robin E. Bell, investigador antártico en Lamont-Doherty, que forma parte del Observatorio de la Tierra de la Universidad de Columbia. En su opinión, si sus dimensiones continúan retrocediendo el glaciar podría entrar en aguas mucho más profundas.

Las aguas de calentamiento están debilitando el glaciar y, por eso, está causando la rotura de algunas de las partes. Entre 1992 y 2011, la "línea de la Tierra" de Thwaites retrocedió 12 kilómetros.

De acuerdo a los datos facilitados por NSF, Thwaites está contribuyendo con un asombroso 10 por ciento a la subida del nivel mundial del mar. El miedo que tienen los científicos es lo mucho que podría llegar a aumentar por esa razón.

Si ese glaciar desaparece totalmente, el nivel global del mar aumentaría más de medio metro. Pero la cosa podría empeorar si la capa del Antártida Occidental también se derrite ya que habría una elevación total superior a los tres metros.

La iniciativa de esta investigación fue discutida públicamente en una reunión anual de científicos de la Antártida Occidental en Sterling (Virginia). La necesidad de hacer una investigación ha florecido en este grupo, llamado Hoja de Hielo Antártico Occidental, después de que se conociera que Thwaites es el glaciar que realmente podría cambiar los niveles actuales del mar.

En esa reunión, David Vaugh, director científico de British Antarctic Survey, que forma parte del Consejo de Investigación del Medio Natural del Reino Unido, señaló que la iniciativa es "probablemente lo más grande que jamás se ha realizado en ese campo científico ya que se tiene la oportunidad real de obtener datos y mediciones que nunca hemos podido hacer antes".


ib

 

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.