Sábado
18.11.2017
        
Sin Mordaza
12-09-2017 | ROSARIO | CONCEJO MUNICIPAL

Buscan revisar la norma que protege edificios patrimoniales

Los integrantes de la comisión de Planeamiento pidieron una reunión con las autoridades de Preservación

La casona de San Lorenzo al 1900, frente a la sede local de Gobernación, es casi centenaria. Por su estructura, su antigüedad y el lugar donde se encuentra, la propiedad forma parte del listado de inmuebles de valor patrimonial de la ciudad. Sin embargo, sus dueños ya no pueden mantenerla y la semana pasada presentaron un pedido para que el Concejo Municipal apruebe su descatalogación. Si el trámite se completa, el caserón podrá venderse y, seguramente, terminará demolido para construir un edificio.

Pero la situación del edificio del área central no es la única que está bajo análisis en la comisión de Planeamiento del Palacio Vasallo. Por lo menos, los dueños de otros dos edificios de valor patrimonial iniciaron la misma gestión y se especula que el despunte de la actividad de la construcción podría extender este número.

Por eso, los integrantes de la comisión resolvieron ayer pedir una reunión con las autoridades del Programa de Preservación del municipio. Durante el encuentro se buscará "establecer criterios comunes para responder a los pedidos de excepción de los propietarios y, además, revisar las características del catálogo que protege a los inmuebles", explicó el vicepresidente de la comisión, Alejandro Roselló (Pro).

El inventario de inmuebles de valor patrimonial fue aprobado por el Concejo Municipal en 2008 en base a un trabajo realizado entre especialistas del municipio y de la Universidad Nacional de Rosario. El listado alcanza a casi 6 mil edificios, de los cuales, casi la mitad (unos 2.600) están en el distrito centro.

La norma ampara a aquellos inmuebles que forman parte de la memoria arquitectónica y cultural de la ciudad; sin embargo, más de una vez fue criticada por avanzar sobre el derecho de los dueños de esos inmuebles.

Ese criterio invocaron, justamente, los propietarios de la casa de San Lorenzo 1954, Laprida 1319 y Laprida 1321 que están reclamando que se revea el grado de protección que rige sobre estas construcciones. Además, recordaron que en enero pasado el Concejo avaló un pedido similar presentado por la Bolsa de Comercio para construir un edificio de nueve pisos sobre un petit hotel de Corrientes al 700.

 

La norma y las excepciones

 

"Actualmente hay entre tres y cuatro pedidos similares en tratamiento", señaló Roselló y advirtió que "los dueños de las propiedades recurren al Concejo para solicitar una excepción al catálogo, porque consideran que la protección que rige sobre el inmueble les causa un grave perjuicio económico".

El representante del Pro puso como ejemplo el caso de la propiedad de San Lorenzo al 1900. "Es una mansión que no está conservada, que sus dueños no pueden mantener y tampoco pueden vender porque a la construcción no se le puede hacer ninguna intervención. Si sus propietarios la hubieran demolido antes de que se aprobara el catálogo, en ese lote se podría haber construido un edificio de diez pisos", apuntó recordando los planteos que llegan con frecuencia al Concejo.

 

Por eso, consideró, "creemos que tenemos que avanzar junto al Ejecutivo sobre una actualización de la normativa".

Un tema sistemático

 

Para el concejal Sebastián Chale (Radicales Progresistas), los pedidos de excepciones al inventario de inmuebles protegidos "ya no son uno o dos, sino que los casos aparecen en forma sistemática, lo cual indica que hay que pensar en abordar el tema no ya a partir de casos particulares, sino con una mirada más general".

Chale apuntó que las políticas de preservación de inmuebles representan para las ciudades "un tema complejo, con muchas aristas" para abordarlo.

Por eso, consideró, es necesario pensar tanto los criterios empleados para otorgar protección especial a un edificio, como considerar "qué estrategias podemos desarrollar para sostener esos inmuebles".

El concejal consideró que el caso de corredores como Oroño o el Paseo del Siglo son ejemplos exitosos de preservación. Allí, apuntó, las antiguas casonas residenciales encontraron otros usos, para el funcionamiento de instituciones o centros de salud. "Hay que pensar en este aspecto, discutirlo con especialistas y estudiar qué herramientas podemos utilizar para promover que los dueños mantengan estos inmuebles", concluyó.

 

 

Fuente: Sin Mordaza - LC
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.