Lunes
25.09.2017
        
Sin Mordaza
26-06-2017 | ROSARIO | REPARACION HISTORICA

La provincia restituyó el inmueble y los bienes a la Biblioteca Vigil

La ministra Claudia Balagué firmó la escritura de donación en el emblemático edificio de Alem y Gaboto.

La ministra de Educación, Claudia Balagué, firmó el miércoles 14 de junio, la escritura de restitución del inmueble y bienes de la Biblioteca Popular "Constancio C. Vigil" de la ciudad de Rosario. Con la entrega del título, la entidad recupera el patrimonio que fuera arrebatado por la dictadura hace 40 años.

Balagué estuvo acompañada por la intendenta municipal, Mónica Fein; los legisladores provinciales Luis Rubeo y Jorge Henn; los concejales rosarinos, Eugenia Schmuck, y Sebastián Chale; y la delegada de la Región VI, Daiana Gallo Ambrosis.

De la rúbrica, que se realizó en el hall del edificio, ubicado en Alem y Gaboto, participaron los integrantes de la comisión de la biblioteca, alumnos y directores de las escuelas que funcionan en ese inmueble, así como los socios sobrevivientes a la intervención.

En la ocasión, la titular de la cartera educativa expresó que la entrega del título a la entidad significa “una instancia muy importante” dado el compromiso de todas las personas que hicieron posible la restitución del edificio y sus bienes.

Balagué recordó que el proceso de recuperación comenzó con la sanción de la Ley Nº 13.306, en 2012, con el ex gobernador Antonio Bonfatti y a instancia de la iniciativa de un grupo de legisladores. “Hoy me toca representar a Lifschitz en este acto de firma de la escritura, en un acto que cumple con la restitución del inmueble a sus verdaderos dueños”, manifestó la ministra.

RECUPERAR LA MEMORIA

La titular de Educación se refirió a la última dictadura cívico-militar como una “etapa nefasta que nos trae tristes recuerdos con la represión, las víctimas, y esta intervención en la biblioteca”. Y añadió que desde la cartera educativa se aborda este proceso con el programa “La escuela hace memoria”, mediante el cual se debate sobre la dictadura y se ponen en valor los derechos humanos.

“En este edificio tenemos escuelas públicas y artísticas, son las que naturalmente tienen que articular y trabajar con la Biblioteca Vigil. Las nuevas generaciones tienen que saber en qué lugar están y tienen que apropiarse de este trabajo colectivo”, consideró Balagué.

Por último, Balagué se diferenció de las políticas educativas nacionales: “Estamos viviendo tiempos complejos, se trata de borrar la memoria, se trata de borrar la historia y hasta se discute el número de víctimas de esa época nefasta de nuestra historia. En Santa Fe, se hace todo lo contrario: se trabaja recordando con programas educativos, llegando a los niños que no han vivido esa etapa pero sí tienen que conocerla para que no vuelva a repetirse”.

EMBLEMÁTICO

Por su parte, Augusto Duri, socio fundador, sostuvo que para los cinco socios sobrevivientes de la dictadura, “hoy es un día tremendamente auspicioso: la recuperación de esta entidad después de 40 años es un hecho emblemático en el sentido de que una lucha de tantos años ha permitido mantener vigente a esta institución, creada pura y exclusivamente por los movimientos populares”.

Para Duri, el hecho de ser dueños nuevamente de la biblioteca demuestra que “lo que hicimos hace casi medio siglo es tremendamente emocionante. El compromiso de volver con la enseñanza popular que hace tantos años atrás emprendimos, tendrá más fuerza en favor del crecimiento intelectual de los vecinos”.

Asimismo, la presidenta de la Comisión de la Biblioteca, Celina Duri, valoró la sanción de la Ley 13.306: “No fue un triunfo gratuito, cargaba en sus espaldas, con tres décadas de lucha colectiva de socios y vecinos comprometidos con la causa por la recuperación de la Vigil. Hasta nos pusimos a debatir si correspondía una restitución o una donación”, recordó la responsable de la entidad, quien destacó que la ley fue aprobada por unanimidad.

HISTORIA

La firma es el último paso de un largo proceso de restitución histórica de los bienes inmuebles y muebles que fueron expropiados a la biblioteca en febrero de 1977, por el gobierno de facto de Jorge Rafael Videla.

Esta intervención que sufrió la institución del barrio Tablada arrasó con su patrimonio cultural y social, en manos de una comisión "normalizadora" a cargo del ex-jefe de Policía, Agustín Feced.

Con el advenimiento de la democracia, un grupo de vecinos y socios se abocó a la recuperación de la biblioteca, cuyo título de propiedad estaba en manos del gobierno provincial.

Durante el gobierno de Antonio Bonfatti, se promulgó la ley provincial N° 13.306/12 impulsada por legisladores santafesinos y, de esta forma, comenzó el proceso de recuperación del inmueble y su patrimonio.

Desde el año 2013, se realizaron diversas reuniones en la que participaron la comisión directiva de la biblioteca, y equipos técnicos de los ministerios de Educación, Gobierno, e Innovación y Cultura.

En primer término, se procedió a la mudanza de la Biblioteca Pedagógica Provincial Eudoro Díaz del espacio que ocupaba dentro del edificio de Alem y Gaboto al inmueble de calle Santa Fe 2917. Asimismo, se procedió a desocupar el espacio del Teatro Saulo Benavente.

Luego, se llevaron adelante distintos trámites para que se concrete la escritura con el detalle de los respectivos bienes inmuebles y muebles para la firma y posterior entrega del documento a la comisión de la biblioteca.

Entre el patrimonio figuran los inmuebles ubicados en la manzanas de Alem, Gaboto, 1º de Mayo y pasaje Perkins, y Alem, Gálvez, Ayacucho y Virasoro, donde funcionan ocho establecimientos educativos de gestión pública y uno de privada, bajo jurisdicción de los ministerios de Innovación y Cultura, y de Educación.

Las instituciones educativas son de Artes Visuales, de Cine y TV; de Teatro, el Jardín Nº 51; el Jardín Nº 71, la Escuela Primaria Nº 1235, la Secundaria Nº 338, y la Técnica N° 8057.

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.