Lunes
25.09.2017
        
Sin Mordaza
19-05-2017 | PROVINCIALES | INVESTIGACION

Informe Nogueras: Historia del vaciamiento del Banco Provincia

El vaciamiento del Banco Provincial de Santa Fe, es ahora más fácil de ser revisado. Cualquier navegante de internet podrá leer el original completo del famoso Informe Nogueras.

La historia del vaciamiento del Banco Provincial de Santa Fe, entre 1979 y 1991, es ahora más fácil de ser revisada. Cualquier navegante de internet podrá leer el original completo del famoso Informe Nogueras, que cuenta con siete tomos y medio, pero fue guardado bajo siete llaves por el mismo gobierno que promoviera aquella investigación.

https://www.santafe.gob.ar/informe_nogueras/

La Provincia celebró dos hechos, que están estrechamente vinculados: la inauguración del Centro de Digitalización del Registro de la Propiedad (en Mendoza 2528), que -además de 6 millones de escrituras- también digitalizó el mencionado Informe, lo que permite dejarlo expuesto en la web del gobierno, publicó El Litoral en una nota firmada por el periodista Luis Rodrigo.

De ambas celebraciones se ocuparon el ministro de Justicia y Derechos humanos, Ricardo Silberstein, el senador por La Capital, Emilio Jatón y el subsecretario de Asuntos Registrales, Matías Figueroa Escauriza, entre otros funcionarios del área.

Venta y vaciamiento

La privatización del Banco Provincial, en 1996, fue el desenlace de aquel proceso de vaciamiento. Tuvo lugar durante el gobierno de Jorge Obeid y contó con el apoyo de todo el peronismo (y de una parte de la UCR). Tanto el ex gobernador Carlos Reutemann como el principal dirigente del radicalismo de entonces, Horacio Usandizaga, acordaron con la decisión del traspaso a manos privadas.

Tras la venta del banco, al año siguiente, se creó la Comisión Investigadora del Banco de Santa Fe, que presidió Alfredo Nogueras. Su trabajo concluyó en agosto de 1997.

De esa documentación, los periodistas y los ciudadanos público en general conocieron apenas un resumen, una suerte de descripción del proceso de vaciamiento que mostraba los procedimientos, los montos involucrados en préstamos que arruinaron al Banco, pero que carecieron de nombres en su enorme mayoría. Un decreto del entonces gobernador Jorge Obeid obligaba a mantener su contenido en secreto hasta 2028.

Hasta aquí un esquema básico de la historia del tema, bajo los distintos gobiernos peronistas que, entre 1983 y 2007, completaron el vaciamiento que había iniciado la dictadura militar y luego privatizaron el banco.

Desclasificación

Durante el gobierno de Hermes Binner, el entonces ministro de gobierno Antonio Bonfatti permitió que parte de los documentos en reserva se conviertan en material accesible para quienes lo solicitaran.

Fue el primer paso, de una serie de iniciativas que continuaron ya con Bonfatti como gobernador. En esa gestión, Angel Sciara, el ex ministro de Economía de Santa Fe, presentó otro informe titulado: “La Privatización del Banco de Santa Fe. Historia y consecuencias económicas”.

En palabras del ex ministro “la provincia se quedó sin su Banco y, para hacerlo, tuvo que afrontar costos, algunos efectivamente erogados, otros hoy estimados y otros imputados, por un monto que, a los valores actuales, representarían más de mil millones de dólares”.

A valores actuales, equivale a “730 escuelas primarias o secundarias; ó 32 hospitales o 2.700 Centros de Salud de 4 consultorios; o 43.500 viviendas de un dormitorio; o 27.500 de dos dormitorios o 2.800 kilómetros de rutas pavimentadas”.

En julio de 2016, el senador Emilio Jatón (PS-La Capital), pidió la desclasificación completa, de todos los documentos, decisión que firmó en marzo de este año, el gobernador Miguel Lifschitz. Y la decisión fue, además, parte de otro compromiso: poner a la Provincia como querellante en la causa por el vacimiento del banco, algo que hoy admitió el ministro de Justicia y Derechos humanos, Ricardo Silberstein, que aún no se ha concretado.

Fuente: SM - Infovera
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.