Viernes
15.12.2017
        
Sin Mordaza
17-05-2017 | RAFAELA | ENCUENTRO

Avances sobre el Corredor Vial N° 9

La Provincia citó a un nuevo encuentro a representantes de los gobiernos de Rafaela y Esperanza para debatir sobre el futuro de la concesión, cuyo vencimiento se acerca en el calendario.

Este martes el intendente Luis Castellano y el secretario de Obras Públicas del Municipio local asistieron en la ciudad capital a un nuevo encuentro con el ministro de Infraestructura y Transporte del gobierno provincial, José Garibay, y el administrador de Vialidad, Pablo Seghezzo.

El motivo de la reunión, a la que concurrió, además, la intendenta de la ciudad de Esperanza, Ana María Meiners e integrantes de su equipo, como así también el gerente de Ingeniería del corredor, Mariano Perassi, y el gerente administrativo, Alfredo Trionfini, fue tratar la continuidad de la concesión del Corredor Vial N° 9, que incluye las rutas provinciales N° 70 y N° 6.

La negociación está marcada por la desconfianza de los municipios y comunas que integran el consorcio, luego de muchos años de incumplimientos por parte de la provincia, que arrancaron prácticamente desde el nacimiento de la concesión, cuando se dispuso bajar el precio de la tarifa y la misma estuvo congelada sin que el Estado provincial hiciera las compensaciones correspondientes. 

En ese contexto, los tiempos también juegan su rol. Nadie quiere una caída de la concesión y el consiguiente costo social -hay unos 70 puestos de trabajo en juego- en vísperas de las elecciones. Por eso los municipios se plantaron en la reunión sobre la base de algunos ejes que no están dispuestos a resignar. 

El primero de ellos es que la Provincia asuma el compromiso de realizar las obras indispensables para la recuperación de la ruta. El objetivo de máxima es la repavimentación total, pero al menos se requiere un plan de obras preciso para el tramo Oeste -hasta el límite con Córdoba- y para el sector entre Rafaela y Nuevo Torino. 

Otra certeza que quieren los integrantes del consorcio es que la Provincia se haga cargo, mensualmente, de las compensaciones tarifarias. Según los cálculos, para realizar el manteamiento de la ruta -desmalezado de banquinas, señalización e iluminación- la tarifa que debería pagar la categoría más baja es de 21 pesos. Actualmente está en 13, pero muchas veces, por falta de cambio, se cobra 10 0 12 pesos. A esa diferencia la debería poner el Estado provincial. 

Finalmente, los intendentes no quieren firmar ningún acuerdo que se prolongue por más de un año. El que se quemó con leche, ve una vaca y llora. Los intendentes dicen que ya se quemaron varias veces con la leche de las promesas incumplidas y de las inversiones que nunca llegan a materializarse, y consecuentemente "la vaca" del contrato los hace llorar: un año y no más es el plazo del que hablan. "Que cumplan y después vemos cómo seguimos", sería la interpretación.

No es casual que en las reuniones haya intervenido la intendenta de Esperanza, Ana Meiners. Dentro de su ciudad -que está rodeada de cabinas de peaje en todas direcciones y a pocos kilómetros- hay una importante resistencia al funcionamiento del consorcio y al concesionamiento de la ruta. En Esperanza tiene su base política el vicegobernador Carlos Fascendini, que representa a un ala del radicalismo que tiene influencia en algunas áreas de la administración provincial, entre ellas Vialidad. Y Fascendini, que fue intendente de Esperanza durante varios mandatos y luego senador provincial por Las Colonias, no mantiene buena relación con Meiners.

 

Fuente: Sin Mordaza - Castellanos
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.