Lunes
29.05.2017
        
Sin Mordaza
25-04-2017 | MARÍA HERMINIA GRANDE | OPINIÓN

Reglas claras para el despegue argentino

*Vivir en Argentina con tantas crisis es vivir la historia permanentemente* Esta expresión corresponde al comunero del distrito 18 de París Mario González, quien lo expresó así al consultarle sobre cómo veía a la Argentina, patria de su padre Jairo. 

. A veces es suficiente que alguien con cierta distancia de los hechos nos recuerde las realidades para repensarlas. La iteración de las crisis políticas, sociales, económicas han sido  el eje conductor de los últimos largos años. Cuando las conquistas sociales fueron alcanzadas, golpes cívico-militares las cercenaron. Cuando la democracia fue recuperada el costo social por endeudamiento, por mala praxis dejó instalada para siempre la pobreza. 1983 fue un renacer de esperanza en la multiplicación de voces, de discusión ideológica; en la búsqueda de un proyecto contenedor de las distintas realidades de una Argentina tan rica como saqueada. Los partidos políticos y sus integrantes fueron tuteándose con la democracia y abandonando la efervescencia militante priorizando el statu quo para convertirse luego, en cuevas de poder. Así el desguase de partidos políticos con historia y trayectoria, permitió el surgimiento de expresiones personales convertidas en micropartidos. La discusión interna quedó congelada y cada uno partió con su razón corta,  a ganarse una porción del  electorado que le permitiese ser. Este quizá es el primer elemento no tenido en cuenta, causante de la imposibilidad que hoy existe en Argentina para dialogar y tolerar al otro. Si los que se fueron de los partidos tradicionales hubiesen quedado dentro peleando en la contraposición ideológica, seguramente la división binaria que hoy existe no sería tal. 

Santa Cruz le estalla al propio kirchnerismo en sus manos. 320 mil son sus  habitantes y U$S 300 millones dice su gobernadora necesitar para paliar la crisis. A esta altura se debe recordar los U$S 1200 millones que Néstor Kirchner en su carácter de gobernador sacó del país supuestamente por no confiar en la conducción política de entonces. Pasó el tiempo, fue presidente de los argentinos y después de muchas idas y vueltas U$S 600 millones volvieron en bonos y efectivos que fueron a cuentas personales de Néstor Kirchner, otra parte volvió en letras que se acreditaron en cuentas de la provincia de Santa Cruz. Y fue la propia gobernadora Alicia Kirchner al promulgar el 31 de diciembre de 2015 cinco rendiciones del Tribunal de Cuentas sobre los activos financieros aprobados sin objeción en la legislatura, dejó trascender que sólo quedaban U$S 30 mil. No obstante el periodista Rubén Lasagno de OPI Santa Cruz dice que dichos fondos son historia antigua, y que los que saben cómo se gastó el dinero y dónde están los fondos faltantes, son los ex gobernadores Acevedo y Peralta pero no hablan; en realidad nadie se esforzó en aclararlo nunca. A propósito del colega santacruceño cree que hasta que no aparezcan aportes de dinero de la nación,  el conflicto no bajará los brazos porque afecta al 100% de la población. Cree además que el hoy diputado nacional Eduardo Costa será el próximo gobernador por descarte. “Costa y Zuvic son una remake de los Kirchner”. En el 2011 mandaban a cortar boletas por Cristina porque decían que era lo mejor que podía pasar.”

Según fuentes cercanas al presidente Macri “se ayudará al gobierno de Santa cruz. No nos interesa que la gobernadora dimita. Sabemos que es una provincia quebrada, estaremos  cual respirador artificial”  

Los cambios de opinión de los personajes de la política argentina no deben extrañar a nadie. Macri pasó a ser para Carrió “el límite moral infranqueable”  a ser el Presidente al que hay que apoyar y defender. Sin lugar a dudas Carrió escenificó sus ganas de batallar en Buenos Aires para luego ante su “resignación” a aceptar el pedido de Macri para competir en Capital Federal, ese esfuerzo militante sea contemplado con la integración de su gente tanto en las listas de Capital como en  las del propio Buenos Aires. Así como cambió de opinión sobre Macri también lo hizo sobre Rodríguez Larreta y Lousteau. Dos años atrás Martín Lousteau era el joven de los rulos que batallaba contra un pelado non santo. Ahora pasó a ser un chico caprichoso  al que está dispuesta a disciplinar. 

El gobierno como ya lo hemos advertido, necesita pivotear sobre su 30% de votos y aumentar la franja para incorporar en el Congreso la mayor cantidad de hombres y mujeres que le permita realizar después de octubre,  las políticas que desea. Para ello no sólo la batalla será contra Cristina y su pasado sino además, contra la CGT. Esta práctica también ha sido de manual en la historia política argentina. La pregunta es ¿cuáles son las políticas y o medidas que ha tomado la CGT por las cuales tantos trabajadores y/o pymes fueron expulsados del sistema?. El gobierno se ha envalentonado en profundizar las diferencias  luego del 1 de abril. Debiese recordar  que esa calle está compuesta de opinión pública tan sensible como las cotizaciones de la bolsa, en este caso políticas, ante hechos mínimos y a veces invisibles que modifican su posición. 

A hoy el camino a octubre es bifronte. Massa no encuentra geografía para su avenida del medio. Pino Solanas junto a Rubén Giustiniani, Jorge Taiana, Claudio Lozano y sectores de izquierda, tampoco encuentran ese tercer espacio. Mientras las definiciones políticas no se apresuran, la UIA quisiera un dólar a $ 22; CAME cambió de conducción, Cornide fue reemplazado por una lista de unidad encabezada por Fabián Tarrío y Federico Braun, titular de La Anónima, se confiesa en reunión con  jesuitas que el consumo de los alimentos básicos disminuyó un 7%. 

Ni las inversiones ni los brotes verdes serán parte de los logros del oficialismo, por lo tanto Macri respalda la política de Stuzzeneger de lograr bajar la inflación a costa de resignar el mercado interno. Por eso cuando se rescata una fábrica para la producción y el empleo como ocurrió con Mefro Wheels hoy Cirubón SA, única productora de llantas en el país, se festeja con la intensidad de un gol mundialista. El gobernador Lifschitz fue a la sede de la UOM Rosario para celebrar. El empresario Ricardo Ciccarelli fue claro al respecto: “no temo competir con las importaciones, mi empresa exporta, pero le pido al presidente Macri que ponga todas las cartas sobre la mesa. Por ejemplo si el acero vale 0,45cvos en el mundo aquí no se lo puede pagar 1*.

Para comenzar el camino del despegue, Argentina necesita reglas claras.


Fuente: Sin Mordaza
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.