Lunes
25.09.2017
        
Sin Mordaza
21-04-2017 | OTRAS LOCALIDADES | CRECIDA DE LA PICASA

Preocupación en Diego de Alvear y Aarón Castellanos

Consideran dramática la situación hídrica de ambas localidades y advierten que la ruta 7 no estará transitable al menos por un año

La situación hídrica en Diego de Alvear es realmente grave y crece la amenaza de que las aguas provenientes de la laguna La Picasa ingresen al ejido urbano. Idéntica situación padece la localidad de Aarón Castellanos. Ambas localidades son las más perjudicadas. Aseguran que la ruta 7 no volverá a estar transitable hasta por lo menos un año, dijo el presidente comunal de Aarón Castellanos, Walter Ramanzín. Ocho trabajadores de una estación de servicios quedaron sin trabajo por el corte de la ruta 7 y peligra la fuente laboral de muchos camioneros que no pueden trabajar por las inclemencias del tiempo.

A fin del año pasado los vecinos de Diego de Alvear habían cortado la ruta 7 en reclamo de obras que nunca llegaron. Temían quedar anegados. Nada cambió desde finales de octubre de 2016 para los vecinos que reclamaban medidas urgentes y fundamentalmente obras.

Diego de Alvear tiene unos 2 mil habitantes, y se ubica en el punto más austral de la bota santafesina, junto con Aarón Castellanos, localidad de alrededor de 300 habitantes.

Daniel Sagardia, presidente comunal de Diego de Alvear, calificó a la situación actual de "catastrófica. Estamos peor ahora que en la anterior inundación grave, como fue la de 1999, en donde se cortó la ruta nacional 7 durante 8 años", afirmó. En aquella ocasión, la obra de alteo de la ruta fue terminada e inaugurada en 2007.

La falta de piso para cosechar la soja o maíz repercute directamente en el pueblo, que cuenta con una caudal muy importante de camiones que la ubica como una de las localidades con mayor cantidad de unidades de transporte de la provincia en relación a la cantidad de habitantes.

A su vez, una importante estación de servicios ubicada sobre ruta 7 tuvo que despedir a varios de sus trabajadores como consecuencia de la falta de tránsito. "Es una situación muy difícil la que atraviesa nuestro vecino pueblo de Diego de Alvear", dijo el periodista oriundo de San Gregorio, Pedro Rapalini.

Lo cierto es que durante los ocho años que duró el corte de la ruta 7, la región sur de Santa Fe y de Córdoba sufrieron una caída de sus economías regionales. Algo que está volviendo a suceder.

Para Walter Ramanzín, en diálogo con Tardes Picantes por la radio Pública de Venado Tuerto, "la situación es de mucha gravedad ya que a la laguna ingresan 80 metros cúbicos por segundo y lo que estamos esperando es una obra para sacar 5 metros por segundo. ¿Y con los 75 restantes que vamos a hacer?", se preguntó irónicamente Ramanzín en declaraciones al programa Tardes Picantes, de la r

En tren de comparaciones, Ramanzín dijo que "por la alternativa norte y sur salen 10 metros cúbicos en condiciones normales. No ahora que está todo colapsado ya que se saca agua para meterla en la misma laguna.

La alternativa sur está totalmente tapada, bajo agua. Hace una semana, para llegar ahí había que hacer 5 kilómetros de agua".

Tanto para Sagardia como para Ramanzín las responsabilidades son compartidas entre el sector público (autoridades nacionales y provinciales) y el sector privado; es decir, los propios productores agropecuarios que se sacan el "agua de encima" y construyen canales clandestinos que desembocan en la laguna de La Picasa.

Obra

El tramo comprendido entre los kilómetros 380 y 390 de la ruta nacional Nº 7 permaneció bajo el agua desde el año 1999 y se extendió por ocho años hasta que finalmente fue habilitada durante la gestión del ex presidente Néstor Kirchner.

Entonces, Vialidad Nacional recuperó el tránsito en esta vía, interrumpida desde 1999 por el desborde del espejo de agua. La obra representó la construcción de un terraplén de aproximadamente diez kilómetros sobre la antigua traza de la ruta, con mejoras al proyecto original que elevó de 45 a casi 67 millones de pesos el costo. Hoy, ese basamento quedó totalmente colapsado.

Ruta cortada

El mandatario de Aarón Castellanos es lapidario con respecto a la suerte de la ruta nacional 7. "El que te dice que la van a habilitar el mes que viene está mintiendo, esta arteria va a quedar en el corto plazo con un metro bajo agua. Para cuando la bajen, después van a hacer las obras", remató el funcionario.

Fuente: Sin Mordaza - La Capital
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.