Previo al viaje a Rafaela, el plantel de Boca tuvo una reunión privada

''

Hablaron los más experimentados y se trabajó en lo anímico para conseguir el título.

Los jugadores de Boca se reunieron este mediodía en los vestuarios del complejo Pedro Pompilio para fortalecer el grupo de cara a la recta final del campeonato. La charla fue extensa, los referentes tomaron la palabra y no estuvo el cuerpo técnico.

El empate frente a Patronato significó un golpe anímico importante, a pesar de que se mantuvo la diferencia de cinco puntos frente a su inmediato perseguidor (Newell´s). Para evitar una caída anímica, los más experimentados decidieron que el plantel tuviera un encuentro privado.

Los más participativos fueron Fernando Gago, Pablo Pérez y Santiago Vergini. La consigna fue clara: el título está cada vez más cerca y los futbolistas saben que la unión del grupo -con la fortaleza mental individual y en su conjunto- será clave para lograr el objetivo.