Miércoles
26.04.2017
        
Sin Mordaza
19-04-2017 | POLITICA | CADENA OH!

"Debemos sacar conclusiones de las pascuas de 1987"

Luis Alberto “Changui”Cáceres, ex candidato a gobernador de Santa Fe por la UCR, se manifestó en relación a los acontecimientos de pascuas de 1987, cuando se dio uno de los alzamientos de los Carapintadas.

Changui Cáceres está invitado hoy al concejo deliberante de la ciudad de Rosario para conmemorar los acontecimientos ocurridos en las pascuas de 1987. Al respecto, el entrevisado señaló que “uno tiene memoria y anduvo en esos hechos 30 años atrás, como antes estuvo defendiendo la democracia cuando le pegaron el golpe a Illia”.

Acontecimientos

“Yo lo llamé a Vernet como a las 7 de la mañana, le conté del alzamiento y quedamos en que nos juntábamos. Ahí rápidamente resolvimos que los acontecimientos se estaban desarrollando e iban a ser significativos en Buenos Aires, así que viajamos y nos pusimos a disposición de Alfonsín” comentó Cáceres.

“Llegamos a Buenos Aires, los de madero estaban con el tipo de fajina, habían armado casamatas con bolsas de arenas, tenían apostadas ametralladoras y fuimos sorteando todo eso hasta verlo a Raúl; había una tensión nerviosa muy grande. El presidente tenía la determinación de que ningún argentino fuera a sufrir un percance en esos acontecimientos y que si había un muerto fuera él”.

“Se habían hecho gestiones en casa rosada con los alzados, que no habían tenido resultados positivos. Entonces él tomó la decisión de marchar a campo de mayo, nos pidió que no lo sigamos y pidió que no haya nadie en la calle”. 

Ante la consulta de cómo surge la movilización, Cáceres explicó que “Alfonsín se sube a un auto y va para campo de mayo y a todos los que les pidió que no lo sigan se suben a otros autos y se armó una caravana de autos atrás. Yo una vez más me desacaté, me fui al comité nacional, yo era secretario general del comité nacional, hice una conferencia de prensa y convoqué a todos a la plaza. Llamé al comité provincial, que también era presidente del comité provincial, y dije que empiecen a preparar una movilización para buenos Aires. Corté y llamé a Ferrocarriles Argentinos y le pedí un tren con la mayor cantidad de vagones disponibles, al final no alcanzaron, y tuvimos que poner colectivos”.

“A eso Tati (Vernet) habló con la CGT, y se fue a Rosario donde instaló un gobierno provisional, para aguantar las cosas desde acá porque el segundo cuerpo del ejército se había manifestado leal. Yo me fui a convocar a los de la FUA, a la juventud, a todos los que podía y creo que la movilización popular fue un factor decisivo. No me arrepiento de haber desobedecido la orden de Raúl” afirmó.

“Cuando Alfonsín vuelve que está el acto en la plaza, yo le pregunto si el alzamiento tenía que ver con la ley de obediencia de vida y punto final. Pero me dijo que eso no se había tocado, que se discutieron cuestiones internas de las fuerzas y sobre los héroes de Malvinas. Catorce años después siendo convencional constituyente y siendo Rico convencional constituyente, hablando con él  le pregunté. Y me respondió lo mismo que me dijo Alfonsín, que era un tema que no se había tocado” comentó el entrevistado. 

“Yo soy un convencido que lo que estaba en la agenda era un golpe de estado. Es muy probable que como segundo y tercer punto hayan sido los temas que ambos dijeron que hablaron. Pero que la movilización popular hizo que cuando ya llega Alfonsín, con las plazas llenas y con campos de mayo rodeado, lo que estaba primero en la agenda desaparece”. 

“El gallego demostró una vez más las pelotas que siempre tuvo, consiguió que no haya derramamiento de sangre en Argentina, que los hayan tomado esa actitud sediciosa, la depusieran” reflexionó Cáceres.

Reflexiones

“Es un país bastante extraño el nuestro realmente. Espero que las nuevas conducciones políticas saquen algunas conclusión de las fotos de aquellas épocas donde radicales, peronistas, socialistas, frente al riesgo del quiebre del sistema democrático no tuvimos otra bandera que la argentina y salimos a defender esa incipiente democracia que no tenía cuatro años” apuntó el ex candidato a gobernador. 

“Gente que habla de la dictadura, acusando a Macri o a Cristina de ser dictadores, hoy no tienen realmente ideas de lo que es la dictadura sino no estarían planteando ese tipo de pelotudeces. Es hora de que saquen conclusiones de la foto de esa época, que asuman responsabilidades que no están asumiendo, que entiendan que el conjunto de la Argentina quiere que se le solucionen los problemas, que se termine el problema narco, seguridad para todos, tener la garantía de que haya trabajo y sueldo digno en el país, que haya educación y salud y para eso es necesario acuerdos que garanticen la gobernabilidad y no esta boludez de que alguno piense que va a sacar más votos por confrontar con el otro” expresó enfáticamente Cáceres.

“A esta altura me tranquilizaría con un acuerdo de gobernabilidad, pero no que estén sacando el cálculo de tratar de evitar que esto termine. En el medio de eso estamos cuarenta millones de argentinos con una vela en la mano esperando que se solucionen los problemas”.

Por último, manifestó que “fue el pueblo argentino el que derrotó este levantamiento, no fue las armas contra las armas. Para ser sincero, los que combatieron en Malvinas y no pudieron garantizar la victoria, aunque jugaron con valentía, le hicieron un segundo favor a la república, porque la derrota de Malvinas aceleró los tiempos de entrega del mando de parte de los militares”. 

“Se prenden luces y se indican caminos que pueden ser realmente fatales para generaciones futuras. El respeto al orden, las leyes, la constitución es para la izquierda, para la derecha, para el centro, es para un país que quiere despegar y hacer las cosas en serio. El fundamentalismo es la muerte de la razón, liquida la capacidad de pensar” finalizó. 

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.