Domingo
25.06.2017
        
Sin Mordaza
04-04-2017 | MARÍA HERMINIA GRANDE | OPINIÓN

Una sociedad movilizada

Queda claro que hoy en Argentina, hay una sociedad plural, activa, con representatividad política vacante.

La calle, las plazas, los bares son ágoras de una discusión aún agrietada. Aún altisonante. Aún sorda. Aún sin nadie que convoque a cortar las paralelas con una intersección. Sencillamente con diálogo. Educar para el diálogo es futuro. Nuestro presente es el de los unos y los otros. Lo que puede unir a ambos es la necesidad de encontrarse protagonizando un proyecto común. El problema sigue siendo el mismo: la falta de convicción del convocante. 

El gobierno del presidente Macri puso respirador artificial a un cristinismo agónico. Y logró resucitarlo. El macrismo más reaccionario sigue sin admitir a sus socios políticos: los radicales.  Mientras tanto el peronismo manotea todo para sumar y volver a ganar una elección, no advirtiendo que resta. 

Pareciese por lo que se advirtió en el marzo más movilizado que esta cronista recuerde, que están dados todos los ingredientes para comenzar la ímproba tarea de la unión nacional. ¿Y eso cómo se realiza?  Con la vieja pero siempre eficaz política de la concertación. Con el involucramiento de los actores en la generación de acuerdos y políticas de Estado. Parece extraño este planteo luego de tan visibles marchas de unos y otros, de piquetes, de movilizaciones y del próximo primer paro general al gobierno de Cambiemos. Si hay algo que no pueden hacer las redes sociales es convocar con éxito al diálogo político. La sociedad está enviando mensajes que los dirigentes políticos no están entendiendo. El presidente ha advertido que este jueves por el paro se perderán $ 15 mil millones. ¿Cuál es el costo de tener subsumido en la pobreza al 30% de la población?

Alguien me dijo días atrás “¡qué corrupto ha sido el gobierno anterior para que Macri perteneciente a la familia del establishment de los socios abusivos del Estado –para decirlo en forma edulcorada- sea el paradigma del cambio necesario!”

Argentina celebra el día de la industria recordando el primer contrabando que realizó. Siempre tuvo esa lucha intestina. El ying y un yang argentino, entre probos y ladrones. Entre los que se empobrecieron haciendo grande a la patria y los que se enriquecieron empobreciéndola. 

Hace pocos días dos viejos adversarios – palabra olvidada que debe ser rescatada-, Dante Caputo y Andrés Cisneros aunaron sobre Malvinas criterios. Revisaron errores. Y juntos proponen una política posible al respecto. Se puede, si se sabe adónde ir. Ya lo escribió Arthur Schopenhauer: “no hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige”. Sí, hay mucha gente en los muelles esperando ese barco. La iteración de errores en nuestra historia nacional conforma un manual a disposición de todo político que desee enterarse. Su ignorancia produce lo que me decía Dante Caputo: “Argentina tiene un movimiento pendular que la hace mover, pero no desplazarse”.  Para evitar caer una y mil veces en los mismos errores no sólo se debe conocer qué hicieron los que los protagonizaron, sino evitar lo que ocurrió en el 2015. El ballotage puso a disposición de los argentinos dos candidatos Daniel Scioli y Mauricio Macri quienes se aferraron cual náufrago a una tabla, a los eslóganes que les acercaban sus coach. Frases inteligentes pueden resumir políticas brillantes o disimular vacíos imperdonables. En el 2015 sucedió esto último más allá del resultado final del ballotage. Detrás de los dos candidatos no había sustento programático.

En el 2016 el éxito legislativo del gobierno de Macri se debió a que no dudó en utilizar la herramienta de la concertación. La necesidad lo llevó a ello y no le fue mal. La pregunta es por qué entonces no viraliza este método eficaz hacia otros aspectos de su gobierno. 

El conflicto docente viene desnudando como, en lugar de tomar el toro por las astas, se lo enlaza por la cola. Es verdad que un gran componente de política partidaria presiona sobre unos y otros e impide, que los caballos vuelvan a estar delante del carro. Lamentablemente la política educativa se reduce a la cinchada de ambos lados para ver quien ostenta la mayor dureza y no quien consigue la mejor solución. 

Se vuelve imprescindible que Argentina comience a desplazarse. Las calles de marzo fueron explícitas con adhesiones y con reprobaciones. El jueves habrá un silencio pesado en todo el país. Todo hace prever que el silencio será espeso e incómodo. 

El presidente Macri cuando fue sorprendido este último sábado por la cantidad de personas que hablaron en las calles de la República sólo atinó a decir que sentía emoción porque allí no hubo choripán ni colectivos. Mauricio Macri sigue siendo Mauricio Macri. El presidente de la República Argentina debería abarcar con su mirada a todos los ciudadanos, los que creen en él y se sienten contenidos por su política, y los que necesitan llamar su atención porque se han empobrecido aún más. 

Todos miran ya con expectativa la noche en que se conozcan los resultados de los comicios de medio término. Esa noche se juegan posibles fórmulas presidenciales y también la de futuros gobernadores. 

En una Argentina en donde las conducciones político partidarias parecen estar vacantes, la acción política se trasladó al fútbol que casi con los mismos actores acordó en la AFA un proyecto intestino turbulento. ¿Acaso Daniel Angelici no es el Marcos Peña de Macri en el fútbol? ¿Y Claudio Chiqui Tapia y Hugo Moyano no expresan a la oposición? Lo rescatable en todo caso es que aquí sí hubo concertación. 

 

Fuente: Sin Mordaza
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.