Martes
21.11.2017
        
Sin Mordaza
20-03-2017 | NACIONALES | GESTIóN VANOLI

Pedro Biscay, el director K del BCRA que banca a Milagro Sala

Tiene fuertes disidencias con la gestión Sturzenegger, a quien igual elogia por el trato. Retuits a Cristina y críticas a Macri.  

En medio de semanas de mayor confrontación política y en un año ríspido por las elecciones legislativas, el debate hacia el interior del Estado promete cobrar fuerza. "Liberen a Milagro Sala", se lee en Twitter y la frase podría ser de cualquier partidario del kirchnerismo, pero pertenece a uno de los directores del Banco Central, un organismo de Gobierno en el que conviven visiones diametralmente opuestas.

El autor es Pedro Biscay, un abogado egresado de la UBA de 38 años, que llegó al organismo en 2012, con la gestión de Alejandro Vanoli, el predecesor de Federico Sturzenegger en la presidencia de la autoridad monetaria. El funcionario que llegó a la entidad en noviembre de 2014 y tiene mandato por un total de seis años, se mantiene activo en las redes sociales.

Ante la consulta de PERFIL sobre cómo es el diálogo puertas adentro de la sede de Reconquista 266, Biscay destacó un trato cordial y capacidad de diálogo y agregó: "En el Banco Central deberíamos discutir cómo mitigar la fuga de divisas, que en el primer bimestre del año llegó a US$ 3.800 millones de dólares, y también tasas preferenciales para pequeños productores y economías regionales" y evaluó: "cuanto más crezca la fuga y el endeudamiento externo perderemos más independencia frente al mercado financiero".

Aunque replica las denuncias de Cristina Kirchner, el funcionario no surgió de La Cámpora, su posición está estrechamente vinculada a su participación en organizaciones que tienen como objetivo el avance sobre los delitos económicos. Se desempeñó como director ejecutivo del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (Cipce) hasta enero de 2012, una organización que busca "recuperar el dinero que genera la delincuencia económica".

En la Comisión Nacional de Valores (CNV), fue parte de la oficina de Derechos Humanos, Verdad y Justicia donde se investigan delitos financieros y participación de civiles en la dictadura. Ya en el Central, tuvo el cargo de Superintendente de Entidades Financieras en tiempos de pleno cepo cambiario, donde tenía la tarea de analizar el comportamiento de bancos y casas de cambios. Uno de sus principales embates fue la causa de las más de 4 mil cuentas sin declarar en Suiza.

Nunca despertó simpatía entre los ejecutivos financieros. "Biscay viene de otro palo", dicen y si bien recuerdan sus embates públicos a bancos poco tiempo atrás, imaginan que continúan con las investigaciones sobre el lavado de activos.

 

 

Fuente: SM / Perfil
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.