Jueves
22.06.2017
        
Sin Mordaza
20-03-2017 | RAFAELA | SIN MONEDAS

Falta cambio en los negocios locales

Poco se puede comprar por 1, 2 o hasta 5 pesos. Ni hablar de las monedas de menor valor, que con suerte, en un kiosco, sirven para algún caramelo masticable, de los más baratos que existen en el mercado. 

También hay dinero metálico que prácticamente no se usa, tal es el caso de las denominaciones de 5,10 y 25 centavos. Las de 50 todavía cierta utilidad tienen. La inflación que comenzó a incrementarse en 2007, con el gobierno del entonces presidente Néstor Kirchner, hizo que los billetes pierdan valor frente al aumento de precios. Por eso no extraña que los papeles más chicos no sean tan considerados.

Más allá de lo poco que vale el dinero de menor denominación es necesario para los negocios a la hora de dar el vuelto, aunque generalmente no existen y el redondeo está a la orden del día. Si se trata de un kiosco, el caramelo o el chicle, dependiendo el valor, se proporcionan como cambio.

 

Los precios y el cambio

 

En gran parte de los negocios de nuestra ciudad existen carteles que piden que se "Colabore con el cambio". En esto se incluyen los billetes de 2, 5 y hasta 10 pesos que también están ausentes en varias de las registradoras. Los negocios más pequeños, los de barrio, son los que sufren más esta ausencia y se esfuerzan todos los días para llegar con el cambio. Muchas veces, la falta de cambio perjudica la venta, más en valores chicos donde el cambio es generalmente una moneda o un billete chico. A esto hay que sumar que pagar con un billete de 100 pesos es normal. 

En un negocio pequeño recibir tres billetes de 500 pesos en poco tiempo agota el stock de caja para dar cambio a los clientes. Pero esto es común, dado que los cajeros cuando uno retira 2 mil pesos suele dar cuatro billetes.

 

Crédito y débito

 

Las tarjetas de crédito y débitos son una solución en los centros de ventas medios y grandes de nuestra ciudad. 

Con estos plásticos se cobra lo justo y nadie le debe a nadie, pero no todos los negocios ni todos los rafaelinos poseen estos medios de pago, por eso es una solución parcial al problema.

De todos modos, en estos tiempos, ya es mucho más normal que los negocios cuenten con posnet, el problema se da en los barrios, en los negocios más chicos, que contar con estos elementos es mucho más costoso.

La falta de monedas y billetes de baja denominación vuelve a estar presente en la ciudad y afecta tanto a unos como a otros. 

Por lo pronto no se ve una salida rápida a un tema que tiene un arrastre de hace 10 años.

Fuente: Sin Mordaza - Castellanos
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.