Domingo
26.02.2017
        
Sin Mordaza
11-01-2017 | CIENCIA Y TECNOLOGIA | GANANDO TERRENO

Nintendo: una historia de innovación

Desde hace 128 años los dueños de Mario Bros se dedican al entretenimiento.

Aunque los orígenes de Nintendo remitan al clásico Family Game y el Game Boy, su historia echa raíces hacia finales del siglo XIX. La compañía japonesa no realizaba allí por 1889 muñecos de madera de Mario Bros, pero sí se dedicaba al entretenimiento con la confección de cartas Hanafuda -naipes tradicionales de Japón-. Desde aquel entonces hasta hoy pasaron muchas cosas: éxitos como la NES, Nintendo 64, Wii, juegos icónicos y tecnologías que la industria adoptó luego como estándares, pero también algunos fracasos que le hicieron pagar caro su afán innovador. El camino de Nintendo fue largo, estuvo plagado de sorpresas, y tuvo recién en los 70 un giro hacia la industria de los videojuegos.

Desde el aspecto cultural, es dueña de una de las caras más reconocidas del mundo: Mario Bros, quizás la franquicia más exitosa de videojuegos de la historia. Pero los orígenes de la compañía se remontan a la Kyoto de fines de 1800. Fundada por Fusajiro Yamamuchi, la empresa comenzó como un pequeño emprendimiento que fabricaba a mano los mazos de cartas. Se volvieron tan populares que el emprendedor debió contratar asistentes para satisfacer la demanda del público nipón, loco por sus barajas.

A partir de mediados del siglo XX, y luego de haber atravesado dos guerras mundiales y la Gran Depresión, la empresa empezó a experimentar: tuvo en 1963 una empresa de taxis, "Daiya", que terminó por vender luego de tener problemas con los sindicatos de taxis. También llegó a tener "hoteles del amor" y una compañía de TV. Fue entonces cuando, en 1966, Nintendo se metió en la industria del juguete, produciendo algunos populares de Estados Unidos como Love Tester y Ultra Machine. El sendero empezaba a marcarse.

El debut en la industria de los videojuegos: 1974-1978

El desembarco en el mundo de los videojuegos llegó en 1977, como el primer importador de Magnavox Odyssey, la primera consola de videojuegos de la historia, del memorable "Pong". A partir de entonces, Nintendo empezó un camino de éxito memorable con altibajos: "Si hay algo que ha hecho Nintendo, sin dudas, eso ha sido intentar cosas nuevas. A lo largo de su historia introdujo consolas y juegos que cambiaron la historia del entretenimiento en todo el mundo", cuenta Durgan Nallar, Dan, director de la revista de videojuegos Irrompibles.

Donkey Kong: un éxito en los arcades

Uno de los grandes responsables de que Mario Bros se convirtiera en un ícono cultural fue Shigeru Miyamoto, creador del entrañable fontanero y de otras franquicias. Entre ellas, el exitoso Donkey Kong. Cuando era apenas un joven estudiante, Miyamoto inventó en 1981 el juego que revolucionó los arcades, donde un mono tiraba barriles y Mario ("Jumpman", en el juego), debía ir superando los obstáculos. Con una premisa simple, Donkey Kong conquistó el corazón de millones de personas en Estados Unidos y en Japón, y fue la primer gran impresión que Nintendo le dio al mundo. "Nintendo no tiene errores de diseño. Cualquier juego de Nintendo, desde Game Boy para acá, son manuales de diseño. Esta gente entendió, desde hace muchos años, que un juego es un sistema de motivación", explica a Clarín Durgan.

Recorrer las consolas de Nintendo es volver sobre los pasos de sus innovaciones más grandes. Aquellas que hicieron al mundo de videojuegos tal y como hoy lo conocemos. Y, para muchos, recordar con nostalgia algunos hitos del mundo del los juegos que quedaron para siempre en la memoria.

1980 - Game and Watch como precursor del Game Boy

Game and Watch fue una consola portátil que replicaba a los arcades más exitosos de la época: Pinball, Donkey Kong, Mario Bros y hasta Mickey Mouse eran algunas de las 59 versiones en que estas consolas se vendían. ¿Su tecnología? Era, a fin de cuentas, una calculadora que ejecutaba acciones sobre una imagen. La pantalla de LCD iba cambiando a medida que el jugador movía los controles, y las imágenes daban sensación de movimiento. Usaba una batería corriente. La mayoría de los títulos tenía un "juego A" y un "juego B", donde la segunda era una versión más rápida y difícil de la primera. La consola portátil Nintendo DS usaría, décadas después -2005-, este mismo diseño de doble pantalla.

Unidades vendidas: 80 millones

1983 - Nintendo Family Computer: el que inició todo en Japón

Luego del éxito en los arcades, Nintendo decidió lanzar en japón su primera videoconsola basada en cartuchos. La idea era que fuese más barata que sus competidroas, en un mercado donde Atari lideraba cómodo, ya que era la compañía que había masificado esta forma de distribución de videojuegos. Basada en una arquitectura de 8 bit, se la conoció como FamiCom y competía con la Sega SG-100. Fue un éxito

Unidades vendidas: 62 millones (junto a la NES)

1985 - Nintendo Entretainment System (NES): la versión americana del Family

Se trata de la primera consola que Nintendo vendió fuera de Japón. La versión americana de la FamiCom. El éxito en Oriente hizo que la compañía jugara de lleno en Estados Unidos, donde la NES fue un éxito inmediato. Con clásicos memorables como The Legend of Zelda, Super Mario Bros y Donkey Kong, Final Fantasy, operaba también en 8 bit.

Debido a su imparable éxito, proliferaron una enorme cantidad de "clones": consolas ilegítimas y juegos que replicaban a los que producía Nintendo. Fue la época del "sello de calidad": "Nintendo solucionó la crisis de 1984. En ese momento el que dominaba el mercado era el Atari, sobre todo con la 2600. Y había una saturación de clones de juegos. Y eso en la industria del videojuego es cíclico: se empiezan a hacer juegos muy parecidos entre sí y la gente se empieza a cansar. En la época dorada de los videojuegos vos tenías Space Invaders de Taito, pero tenías 5 mil versiones clonadas, alteradas. Por cada Donkey Kong tenías Ponky Kong, Pinky Kong, y demás. Era un despelote bárbaro. Y la industria estadounidense entró en crisis", recuerda Dan Nallar. Por esto, Nintendo sacó un sello de calidad para garantizar que los juegos que se producían para la consola se adaptaban a los estándares que la compañía fijaba.

Fue relanzada a fines del año pasado en una versión mini.

Unidades vendidas: 62 millones (junto a la FamiCom)

1989 - Game Boy: la portátil que todos tuvieron

Un éxito rotundo. Y en gran parte, por Tetris. Se trata de la tercera consola más vendida del mundo, entre su versión clásica, color y de bolsillo. Y una novedad que para la época mejoraba infinitamente al antecedente de portátil de Nintendo, el Game and Watch. Con una modesta paleta de colores que manejaba 4 tonalidades de grises sobre un fondo verde, su pantalla no contaba con iluminación propia (y por esto podía funcionar con buen rendimiento sólo con pilas doble A). Dueña de la franquicia Pokémon, que le significó a Nintendo un repunte en las ventas alrededor del 2000, cuando los tiempos serían oscuros para las consolas hogareñas de la compañía. El Game Boy es un ícono de la cultura de los 90.

Unidades vendidas: 118 millones

1991 - Super Nintendo Entretainment System (SNES): grandes juego, sonido excepcional

Pocas rivalidades de los años 90 son tan representativas como la que protagonizaron el Super Nintendo y la Sega Genesis. En la era de los 16 bit, la Super Nintendo utilizaba un procesador con una velocidad menor a la de su competidora, pero tenía una optimización superior: más colores en pantalla, mejores gráficos y un sonido que no tenía precedentes para la época en las consolas. Además, incorporó el Chip FX, que permitía los primeros renders en 3D para juegos como Star Fox (Sega necesitaba del 32x para poder lograr esto).

Otra vez, los juegos exclusivos fueron el gran fuerte: Super Mario World -venía con la consola-, Legend of Zelda: A link to the past (para muchos, uno de los mejores juegos de la saga), Super Metroid, Yoshi's Island, Megaman X.

Unidades vendidas: 49 millones

1996 - Nintendo 64: un punto de inflexión en la historia de los videojuegos

Con gráficos en tres dimensiones, los 64 bits de Nintendo cambiaron la historia de los videojuegos para siempre. No por ser la primera con esos gráficos, sino por introducir en el mando (joystick) el "stick analógico", que para la época era una suerte de "ruedita" en el medio del control, reemplazando al tradicional "D-pad" direccional (ubicado a la izquierda del control). Con esto se ganó precisión en cuanto a los movimientos en los juegos, que hasta este momento sólo podían operarse en cuatro direcciones. La segunda innovación: el "rumble pack", un aditamento para que el control vibrase ante determinadas situaciones.

Sin embargo, tuvo algunos altibajos que dañaron las ventas y, sobre todo, el protagonismo de la empresa. Nintendo 64 fue un éxito mundial, pero el sendero marcado por los cartuchos le significó costos más altos en comparación con el CD que había introducido Sony con su PlayStation, la cuarta consola más vendida de la historia (y competidora de N64, aún en desigualdad de condiciones por operar bajo una arquitectura de 32 bit). Estos costos que trasladaron a los usuarios. Y la diferencia en capacidades de almacenamiento era abismal: un CD podía alojar alrededor de 700 mb, mientras que un cartucho, unos 300 (aunque evitaba tediosos tiempos de carga). Por estas razones, la biblioteca de juegos de la compañía de Sony triplicaba a la de Nintendo, con clásicos como Metal Gear Solid y Final Fantasy VII que nunca salieron para Nintendo.

Como punto a favor, cuenta con el que para muchos es el mejor juego de la historia de los videojuegos: Legend of Zelda, Ocarina of Time (1998). Pero PlayStation le arrebató el mercado, con 102 millones de unidades vendidas.

Unidades vendidas: casi 33 millones

2001 - Gamecube, pequeña y potente pero sin éxito

Con uno de los joystick más raros de la historia, la consola de sexta generación y sucesora de Nintendo 64 no fue el éxito que la empresa esperaba. Sumádose al CD tardíamente, competía con PlayStation 2, que le arrebató el mercado y fue de hecho la más vendida de la historia (155 millones). Su diseño fue lo más destacado, casi como un objeto de colección. Pero en números, quedó muy relegada: la consola de Sony dejó a Gamecube totalmente destrozada. Eran tiempos oscuros para Nintendo que, si bien había innovado con algunas cuestiones de conectividad (con el Game Boy Advance, que se podía usar como el joystick con una segunda pantalla), no pasaba por su mejor momento.

Sería una nueva innovación la que la sacaría del fondo del tarro.

Unidades vendidas: 21 millones

2006 - Wii: la revolución del movimiento

¿Qué pasaría si en lugar de usar botones para mover a los personajes de los videojuegos se usara movimiento? Esa pregunta se hizo Nintendo, que había intentado responder con el Power Glove en 1989 sin éxito. Pero que sí pudo responder en 2006 con la Nintendo Wii, un éxito que introdujo el movimiento en los juegos y fue luego replicado por Sony y Microsoft. Su popularidad la llevó a lugares antes impensados: cruceros, hoteles, salas de espera, geriátricos. Todos jugaron con la Wii, que se hacía fácil para quienes no eran videojugadores habituales. Nintendo sumó, con una nueva innovación, a un público que encontró en ese extraño joystick algo más parecido a un control remoto que un control de videojuegos. Pero que precisamente por eso sumó a un público impensado a un mercado como el de los videojuegos.

Unidades vendidas: 101 millones

2012 - Wii U: un fracaso rotundo con una propuesta que nunca se llegó a entender

La Wii U incorpora un control con una pantalla en la cual se puede seguir jugando si alguien elegía mirar la TV en casa. Fue un fracaso rotundo, que a fines del año pasado se discontinuó. A pesar de tener grandes juegos, la consola vendió apenas 13 millones de unidades. La novedad que introdujo fue el HD, reeditando juegos como el Legend of Zelda: Wind Waker en alta definición, pero la falta de una red bien armada para jugar online, la poca durabilidad de la batería del control (3 horas) y la particularidad de que se jugaba con dos pantallas (la de la TV y la del control) hizo que muchas compañías no se esforzaran en adaptar sus juegos a la Wii U. Fue discontinuada a fines del año pasado.

Unidades vendidas: 13 millones

En este contexto aparece Nintendo Switch: una apuesta fuerte por algo nuevo que, o bien podría quedarse a mitad de camino como la Wii U, o bien podría representar otro mojón en la historia de los videojuegos. Sin dudas, 2017 encuentra a Nintendo en un camino que le enseñó que el riesgo es parte de la innovación.

Y que vuelve a sus inicios, al unificar por primera vez el concepto de sus dos grandes éxitos allí por los años 80: la NES, la consola hogareña que fue furor, y el Game Boy, la portátil que estará por siempre en el corazón y la nostalgia de todos los videojugadores del mundo.


CLARIN

 

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.