Viernes
21.07.2017
        
Sin Mordaza
11-01-2017 | INTERES GENERAL | EDUCACIÓN

Alientan a recomponer la relación entre padres y docentes

La imagen de la autoridad alrededor de la escuela está en conflicto. Qué hacer para adaptarse a los nuevos tiempos

Paulo Freire, el experto brasileño en temas de educación, afirmó en una de sus tantas frases célebres: "Es necesario desarrollar también una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos aún no han hecho".

La frase de Freire subraya el resquebrajamiento avanzado que en este siglo XXI se cierne sobre la relación entre la escuela, los padres y los docentes. Un tipo de "fisuras" que al decir de los expertos es indispensable reparar.

En este sentido resulta revelador el último libro del psicoanalista, ensayista y profesor italiano Massimo Recalcati, La hora de clase, por una erótica de la enseñanza (Anagrama). En su publicación afirmó que la relación padre-docentes se encuentra en etapa de crisis. Y que varias de las deficiencias del sistema educativo se debe a esta escasa (y estanca)  comunicación entre las partes.

Recalcati sostuvo que los padres lejos de actuar como entes de vinculación, suelen imponerse por sobre el rol de los profesores: "Cuando un profesor asume la responsabilidad de suspender a un alumno o iniciar un procedimiento disciplinario, las familias lo miran con sospecha. Se preguntan: ¿No estará abusando de su posición de poder? ¿No estará infravalorando la calidad de nuestro hijo?"

Massimo Recalcati analiza en su libro el rol de la educación en una sociedad que ha vivido el colapso de toda referencia hacia la autoridad.

Los jóvenes constantemente buscan aventuras y enigmas; motorizados por su curiosidad y las ansias de nuevos desafíos. Para que esto se desarrolle de una manera sana y proactiva, el rol de los adultos -como factores intervinientes en los procesos del aprendizaje- es fundamental.

Gervasio Díaz Castelli, psicólogo clínico (M.N 37715), en sintonía con Recalcati, afirmó a Infobae que "en las ultimas décadas se encuentra lastimado el vínculo entre padres y docentes. Estos últimos perdieron autoridad dentro de la vida del estudiante. El padre no respeta al maestro por ende el chico pierde respeto ante la figura del educador".

Al descalificar a las instituciones educativas, inevitablemente se cae en el sentimiento de rechazo por parte del alumno, se anulan los sistemas básicos de autoridad e imagen que deben estar firmes para que los jóvenes confíen en la institución por sí sola.

El psicoanalista italiano reflexionó sobre la idea de que la cultura es la única "vacuna" que puede salvar la vida de los hijos frente al riesgo de la disipación y la violencia: "Ésta debería ser la primera función preventiva de la escuela: donde hay cultura, hay deseo de vida y no de muerte".

Jerome Bruner, psicólogo estadounidense, consideró al lenguaje como un instrumento central del pensamiento. El adulto cumple el rol de crear "formatos" y ayuda al niño a verbalizar sus actos. Estos surgen con la primera vinculación con el lenguaje y permiten la inserción de los niños en la cultura.

Los niños y jóvenes constantemente buscan saciar curiosidades, su eje principal es descubrir el mundo para poder completar sus intrigas, para esto utilizan todos los medios que están a su alcance. Allí, el avance tecnológico y su aplicación en el conocimiento llegaron para quedarse.

Es fundamental que las instituciones incorporen estos cambios, estas nuevas miradas, manteniendo un diálogo abierto y cercano con los padres para que todas las partes puedan comprender y acompañar los nuevos procesos cognitivos.

En una reciente entrevista con el diario español El Mundo, Massimo Recalcati amplió : "El aprendizaje no es Twitter. En el estudio se necesita constancia, dedicación, empeño. Y, sin embargo, la belleza del estudio consiste en la experiencia de la constante apertura a nuevos mundos. Se da una emoción en el aprender. El buen profesor no considera al alumno como una cabeza vacía que hay que llenar, sino como un fuego que hay que encender".

"Hay una profunda soledad del profesor. Ya no son los estudiantes los que esperan en fila para ser triturados por el sistema, como contaba Pink Floyd en The Wall. ¡Ahora son los profesores los que son consumidos por el dispositivo escolástico! La única forma de resistir es no perder el deseo por lo que se enseña. Y hacer equipo con otros profesores, para sentirse menos solos".

Los adultos actúan como guía de los niños enseñándoles valores, creencias y respeto; el rol de las instituciones educativas es instruir, enseñar y fomentar el desarrollo intelectual de las primera generaciones. Es primordial que, en el mundo actual donde la sobreinformación "inunda" la vida de los jóvenes, los principales pilares -padres y maestros- que forman parte del desarrollo intelectual y profesional actúen en conjunto.

Díaz Castelli precisó  "los procesos del aprendizaje arrancan en casa y no en la escuela. Resulta interesante esta paradoja actual: los padres critican a las instituciones y cada vez las desautorizan más, por otro lado delegan la educación de sus hijos en las instituciones educativas, sin hacerse cargo de las responsabilidades".

Tal como señaló Paulo Freire, el proceso educacional tiene todos los ingredientes necesarios para construir un hombre libre: "El sujeto, paulatinamente aprende a ser autor, testigo y protagonista de su propia historia; capaz de escribir su propia vida y consciente de su existencia".

Fuente: Sin Mordaza
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.