Martes
24.01.2017
        
Sin Mordaza
02-01-2017 | MARÍA HERMINIA GRANDE | OPINIóN

2017: Foro de quejas UCR y embestida de Carrió

El 2017 ha llegado y como todo en la vida depende del cristal con que se mire el resultado que se espera. 

La sumatoria de sus dígitos da por resultado el número de la excelencia: 10. Sin embargo para los apostadores de quinielas y juegos de azar termina en un número no grato. Pesimismo y optimismo, como el yin y el yan, son parte de un todo. Es la política la encargada con sus acciones de inclinar el fiel de la balanza hacia un lado u otro. La realidad no sabe de calendarios, son los distintos gobiernos los que se ufanan con llamar desafíos o metas, a la modificación de esa realidad afectada por sus propios errores. Una vez más comienza un año con la expectativa de reducir le inflación, de bajar el desempleo, de disminuir la pobreza. El presidente Macri ha producido cambios en su gabinete comenzando desde el sentido inverso de las expectativas generales. Su gobierno se presentó en sociedad como un equipo que hacía de la eficiencia su principal virtud. Después de los cambios de Isela Costantini y Alfonso Prat Gay pareciese que lo que no se tolera es, funcionarios que con sus acciones consiguen cierto rédito político. Como ya se ha mencionado desde esta columna la funcionaria saliente de Aerolíneas Argentinas cumplía con la misión encomendada: sanear la empresa, posicionarla y eficientizarla. En el caso del ex ministro de economía, el Dr José Luis Espert quien se manifiesta en las antípodas del pensamiento de Prat Gay, enumera sus logros: eliminó el cepo sin crisis, sacó al país del default, relacionó nuevamente a Argentina con el mundo civilizado, recuperó el INDEC, el blanqueo impositivo va a ser exitoso y terminó el año con una inflación menor a la que comenzó.
La soberbia de Prat Gay fue explícita, pero con fundamentos. Macri no lo toleró. Argentina ya no tendrá un ministro de Economía sino dos áreas: Finanzas y Hacienda, y un responsable total y absoluto: el Presidente.
En marzo de 2015 la UCR que desde Alem a la actualidad se dobla pero no se quiebra, aceptó ser sostén electoral de Mauricio Macri. Fue en la Convención de Gualeguaychú. Macri aceptó gustoso el ofrecimiento pero nunca la consintió como socia de su proyecto político. Pasaron casi dos años. Esta vez en Córdoba el próximo 15 y 16 de febrero una nueva Convención de la UCR habilitará el foro de quejas. Entre los reclamos más fuertes se escuchan los siguientes: "Ningún ministro UCR fue designado por nosotros. Mario Negri ha defendido como nadie las políticas del Presidente, casi sin contraprestación. Tendrá que decidir si nos quiere y nos participa en serio o de lo contrario, que se defienda solo"
El Presidente ha conseguido poner de acuerdo por igual a los radicales PRO como a los que no adhieren al gobierno. Hace dos años en Gualeguaychú el esfuerzo lo hizo especialmente Ernesto Sanz. Para morigerar el foro de quejas de Córdoba, será el Presidente Macri quien deberá esforzarse.
Varias veces nos hemos referido a la diputada Carrió, quien no ha tenido empacho en desautorizar al Presidente. En los últimos días del 2016 la diputada volvió a la carga sobre el presidente de la Corte Suprema. La pregunta es ¿cuántos embates más de Lilita resistirá Lorenzetti? En esta oportunidad las acusaciones de la socia de Macri llevaron a que el primer mandatario una vez más, apoyase al presidente de la Corte desembarazándose de las denuncias de Carrió. No es ilógico preguntarse también ¿Cuántos embates más de Lilita resistirá Cambiemos?
María Eugenia Vidal aunque jura ser parte de un equipo capitaneado por Mauricio Macri, se la observa con enorme poder de juego a la hora de generar sus movimientos políticos. Por mucho menos de lo que hoy Vidal está protagonizando con sectores del peronismo bonaerense, a Monzó por solo mencionarlo, le valió casi el destierro de la mesa chica. Lo que acontezca en este terreno es parte las expectativas del 2017.

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.