Miércoles
29.03.2017
        
Sin Mordaza
30-12-2016 | UNIVERSITARIAS | UNL INTA

Estudian enfermedades transmitidas por vectores en la región

Investigadores de la UNL y del INTA realizan un sondeo para conocer la situación de zoonosis producidas por garrapatas y flebótomos en Entre Ríos y Santa Fe. De ese modo, se pueden diseñar acciones de prevención y erradicación.

Investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y del INTA recorren Entre Ríos y Santa Fe para conocer cuál es la situación de las enfermedades transmitidas por garrapatas y flebótomos.

Se trata de un relevamiento que comenzó en 2015 para estudiar zoonosis transmitidas por vectores, entre ellos garrapatas y flebótomos, en el centro-norte de Entre Ríos y Santa Fe.

El trabajo fue encarado por investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV) de la UNL, INTA de las zonas en las que se realizó el relevamiento, Epidemiología, Agricultura Familiar y Zoonosis del Gobierno de Entre Ríos y productores coordinadores y personal de las Estaciones de INTA de las zonas de muestreo (Garabato, Las Toscas) de la Provincia de Santa Fe.

El grupo recolectó e identificó las especies de garrapatas que pueden transmitir enfermedades a los animales y a las personas y el flebótomo que transmite la leishmania, una enfermedad de los animales que puede pasar al hombre. "Comenzamos en octubre del año pasado en zonas urbanas y rurales del departamento La Paz, provincia de Entre Ríos. La idea es continuar con el trabajo durante todo el 2017, tanto en el norte de esa provincia como en el norte de Santa Fe. En los lugares recolectamos todo el material posible.

Las muestras que se obtienen se acondicionan para su análisis en laboratorio, por ejemplo, para leishmania, y para la identificación de garrapatas y los patógenos que portan", indicó Viviana Orcellet, que forma parte del equipo que realiza el trabajo.

Detección

Específicamente, extrajeron garrapatas de perros, jabalíes, ciervos y cabras de los lugares que visitaron. "No hicimos el trabajo con bovinos, ya que es un trabajo específico que ya se hace por medio de campañas. Extraemos todas las garrapatas del cuerpo para analizarlas y sangre de los animales", relató Orcellet.

En cuanto a leishmania, la especialista comentó que analizaron muestras de sangre y de médula ósea de todos los animales que sospechaban que podían padecer la enfermedad. "Para la búsqueda del flebótomo que transmite la leishmania se hace trampeo en verano, un trabajo que tenemos pendiente", detalló.

"Entre Ríos no tenía datos de garrapatas, por lo cual el nuestro es el primer aporte. Es un trabajo que hacemos personalmente, pero también por medio de muestras que nos mandan desde distintos sitios de la provincia", continuó.

Vigilancia

Orcellet sostuvo que estudian los diferentes géneros colectados, dado que algunos son más agresivos que otros para el hombre y pueden transmitirle patógenos al alimentarse. Estas actividades a campo se realizarán hasta diciembre del 2017. "Todo el trabajo será un insumo para que las provincias activen su vigilancia epidemiológica y apliquen políticas de salud. La erradicación no es tan fácil, pero primero debemos saber cuál es la presencia de las garrapatas y los flebótomos para luego realizar algún control. En el caso de las leishmania es complicado, porque los flebótomos se reproducen en cualquier materia orgánica, ya sean hojas amontonadas o pasto. Si el flebótomo no está, no está la enfermedad. Hasta el momento se detectó la presencia de flebótomos en el norte de Entre Ríos, por lo cual las autoridades están alertas.", abundó.

Prevención

Tanto las garrapatas como los flebótomos se alimentan de sangre, que ese es el vehículo por el cual ingresan los patógenos a los animales y humanos. Las garrapatas pueden transmitir Ehrlichia canis, Babesia canis, Babesia gibsoni, Hepatozoon canis, Rickettsia rickettsii, Rickettsia conorii, Rickettsia massiliae, Anaplasma platys, Bartonella spp. entre otros patógenos, algunos de ellos también pueden afectar al hombre.

En el caso de la Leishmaniasis, una enfermedad, que pueden transmitir los flebótomos, estos insectos infectados al alimentarse de sangre en los individuos que pican introducen el parásito que se replica en las células blancas de la sangre, específicamente los macrófagos, causando daños irreversibles en diferentes órganos.

Para la prevención de las enfermedades, Orcellet informó que un buen método es la aplicación de collares repelentes en los perros. También hay que conservar la higiene lo mejor posible. "El flebótomo tiene preferencia primero por las aves, si no hay, picará a los perros, pero si no los encuentra, picará a los humanos. Además, si hay aves, el ciclo lo comenzará en la materia orgánica del mismo gallinero, es decir, en el guano. Esta es una cuestión a tener en cuenta para evitar la reproducción de los flebótomos", finalizó.

 

 

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.