Domingo
17.12.2017
        
Sin Mordaza
30-12-2016 | UNIVERSITARIAS | AUTOEVALUACION

La UNL recibió la evaluación externa de la CONEAU

El organismo nacional de evaluación envió el informe preliminar donde se destacan los esfuerzos realizados y se hacen recomendaciones en torno a acentuar el desarrollo regional de la UNL.

El pasado 22 de diciembre, la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación (CONEAU) remitió al rector de la UNL, Miguel Irigoyen, el Informe Preliminar de Evaluación Externa de la Tercera Autoevaluación Institucional. Cabe recordar que la visita técnica se realizó del 26 al 30 de septiembre de 2016. El Comité de Pares Evaluadores estuvo compuesto por Ricardo Gutiérrez, Mario Leal, Eduardo Míguez, María Cristina Plencovich y Juan Carlos Rosell. La Consultora en Biblioteca fue Norma Mangiaterra y la de Educación a Distancia María Alejandra Zangara. Los miembros de CONEAU responsables fueron Carlos Más Vélez y Arturo Somoza, en tanto que las técnicas a cargo fueron Daniela de Michele y Albana Bernardi.

Respecto al informe preliminar, el secretario de Planeamiento de la UNL, Adolfo Stubrin, señaló que “tiene un tono general de reconocimiento sobre el manejo de los aspectos económico-financieros y administrativos de la Universidad. También se destacan los esfuerzos del área académica y se hacen recomendaciones en torno a acentuar el desarrollo regional de la UNL. En general, los pares de CONEAU han interpretado muy favorablemente las líneas que hemos elegido en materia de planeamiento, desarrollo científico, trabajo con el medio, extensión, vinculación, internacionalización, cultura y educación a distancia. Estamos muy atentos a las críticas y recomendaciones, que serán analizadas por el Consejo Superior en su primera sesión de 2017”. Finalmente, el secretario sostuvo: “Esta evaluación externa nos sirve como pie para el lanzamiento del conjunto de Proyectos y Acciones que se van a desarrollar en el próximo trienio del Plan de Desarrollo Institucional”.

Universidad de “puertas abiertas”

El informe preliminar de la CONEAU consigna que la UNL “ante las adversidades ha demostrado una actitud de resiliencia y un comportamiento interno no disruptivo que ha consolidado su identidad”. Sobre la autoevaluación y acreditación institucional, se determinó que “constituyen un proceso único, solidario y articulado”, concebido “como una política para el desarrollo académico y una oportunidad para convocar a la participación y reflexión conjunta”.

Seguidamente, señala que las Líneas de Orientación Principal del Plan de Desarrollo Institucional de la UNL –Construcción legítima de autoridad y asignación de recursos; Alta calidad en enseñanza, investigación y extensión del conocimiento y Cooperación prioritaria con la innovación en el entorno y conexión con una amplia red de internacionalización– “requieren un alto grado de convencimiento, de cumplimiento de pautas éticas y de dedicación de tiempo y esfuerzo de todos los integrantes de la comunidad universitaria”.

Conforme a las entrevistas realizadas en ocasión de la visita, la comitiva de la CONEAU constató que la UNL “posee un alto grado de transparencia y un buen nivel de acceso a la información”. En cuanto a la relación con el entorno, se da una situación de “puertas abiertas” para satisfacer requerimientos externos. Además, se destacaron los esfuerzos destinados a poner en práctica el Presupuesto Participativo como herramienta de análisis, debate e inclusión en las decisiones de asignación presupuestaria. La UNL fue la primera entre cuatro universidades nacionales que han innovado en esta materia.

En las conclusiones del informe preliminar, se valora que el nuevo Estatuto es “una pieza pionera en el ámbito universitario y revela su vocación de constante renovación en la búsqueda de una calidad educativa en sus misiones sustantivas que se conjugue, a la vez, con la pertinencia”. En este sentido, sugiere a la UNL “fortalecer su respuesta a las demandas de la región de influencia, y favorecer mecanismos de promoción de las actividades en las que esté en condiciones de brindar sus servicios con eficiencia e intensidad”.

“Es posible afirmar que los avances alcanzados por la UNL en el periodo bajo estudio, tanto en la infraestructura como en el equipamiento asociado al desarrollo de las funciones, han resultado satisfactorios porque han cubierto las mayores demandas derivadas de su crecimiento y consolidación. Los esfuerzos y acciones destinados a optimizar su uso y asegurar su mantenimiento y actualización han sido relevantes y deberán mantenerse y profundizarse en el futuro”, agrega el informe preliminar.

El balance general del desarrollo de la investigación en la UNL también es positivo. “En relación con su tamaño, la universidad muestra una buena situación en el contexto de las universidades nacionales. Define de manera clara el papel de la función en la institución y desarrolla una política y un sistema de gestión acorde con esta definición. Ha establecido un conjunto de programas de apoyo que se encuentra bien definido y que funciona con regularidad. Dentro del marco general de planificación, la I+D+i encuentra un lugar destacado, e instrumentos en general adecuados para orientarlo”, sostiene el documento de la CONEAU.

Asimismo, destaca que “existen políticas concretas de extensión, producción de tecnología, y de transferencia de tecnología y conocimientos desarrolladas por la UNL, que resultan coherentes con el Estatuto de la Universidad y los objetivos de planeamiento. También condicen con su vocación a la internacionalización y con las políticas de acompañamiento en el área del Consejo Superior y de los Consejos Directivos respectivos”.

El documento además subraya que la UNL “ha asignado al sistema de bibliotecas un papel destacado, según las pautas programáticas del PDI. La gestión de la Red de Bibliotecas instrumentada a través del Programa de Bibliotecas ha cumplido ampliamente los objetivos en cuanto a la informatización de los procesos y el acceso a los servicios en todo el complejo bibliotecario (…) Es relevante el nivel profesional alcanzado por los directivos de algunas de las bibliotecas, manifestado a través de la incorporación de planes de acción propios y gestión acorde con nuevos modelos programáticos de administración”.

Recomendaciones

Las recomendaciones del informe preliminar de la CONEAU se concentran en 36 puntos. Respecto a Gobierno y gestión, sugiere continuar avanzando en la implementación de la planificación institucional y operacional con una dinámica razonable y posible. En cuanto a Gestión económico-financiera, indica mantener y reforzar las acciones destinadas a acrecentar tanto los recursos propios como las fuentes alternativas de financiamiento y profundizar la capacitación de los recursos humanos del área y su profesionalización, fortaleciendo la planta de aquellos servicios cuya dotación resulte insuficiente.

Sobre Infraestructura, la CONEAU recomienda instrumentar en un Masterplan de Obras y Equipamiento la planificación de las acciones y recursos necesarios para alcanzar los requerimientos de infraestructura física y elementos materiales necesarios para desarrollar las funciones priorizadas en el Plan de Desarrollo Institucional.

En el punto Gestión académica, se indica “intensificar la participación de diferentes Unidades Académicas en carreras de dominio conjunto, en especial en áreas interdisciplinarias; elaborar un reglamento para las carreras de pregrado; considerar la asignación de recursos para la estructura de la planta docente por dedicación según las necesidades específicas; y reducir la brecha entre la duración real de las carreras y la teórica a través de dispositivos múltiples que atiendan a la naturaleza multicausal de la deserción y el desgranamiento. En el punto Educación a distancia, el informe de evaluación externa recomienda avanzar en el plan de seguimiento de las propuestas en funcionamiento y de evaluación de la acción tutorial y sistematizar la oferta de formación docente en la modalidad.

En cuando a la Investigación, se recomienda “propender a un equilibrio, en los mecanismos de perfeccionamiento de los cuadros docentes, entre las oportunidades de formación en posgrados en la Universidad y las posibilidades de realizarlos en otros centros universitarios a fin de favorecer el pluralismo académico” y “avanzar en la definición del papel de la función I+D+i en cada área específica de la universidad y definir objetivos concretos en relación con ellos”.

Para Extensión, se sugiere “continuar los esfuerzos en la institucionalización y el reconocimiento académico efectivo de las actividades de extensión de los actores universitarios en diversas instancias de la vida académica”. Finalmente, se indica “dar mayor visibilidad al Sistema de bibliotecas, integrándolo en actividades propias de la UNL”, y “profundizar en la elaboración de indicadores de gestión, basados en estándares internacionales, priorizando la metodología y costos de recolección y tratamiento de los datos”.

Fuente: SM - UNL
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.