Lunes
23.01.2017
        
Sin Mordaza
01-11-2016 | OPINION | RICARDO MASCHERONI

Un puente demasiado lejos

El título del presente, es copia del mayor desastre de las tropas aliadas en la 2ª guerra mundial y se puede transpolar a los vaivenes de un puente (inexistente) demasiado cercano a los santafesinos.

Los vecinos de Santa Fe y Santo Tomé, saben y padecen las penurias permanentes, ante la ausencia de una interconexión idónea, eficiente y segura entre ambas ciudades, tanto de personas como de mercaderías.

El puente Carretero, "hecho a la alta escuela" como diría mi abuelo, cumplió sobradamente su cometido, sorteando todo tipo de calamidades durante décadas y esperemos que siga en funciones por mucho tiempo más.

No obstante, hoy ha colapsado, debido al crecimiento demográfico de ambas ciudades y el explosivo aumento del parque automotor en la región, que provoca que todo el día y todos los días y sin eventos anormales, genere inconvenientes más allá de toda tolerancia.
Santo Tomé, Santa Fe y la región necesitan y merecen en forma urgente, impostergable y sin excusas, una nueva conexión vial, más allá de toda discusión de quién debe poner los fondos para su realización.

No podemos aceptar, que mientras en el presupuesto nacional se imputan cuantiosos fondos para el pago a los usureros mundiales o para la manipulación de la gente en las redes sociales, se recorten partidas para obras o servicios prioritarios para la población. Por lo que reafirmo que no hay excusas para postergaciones u omisiones en este sentido.

Creo en la necesidad de constituir una multisectorial del puente Santo Tomé-Santa Fe, donde tengan cabida todos los estamentos sociales de la zona, sin exclusiones de ningún tipo, por dos razones: primero para darle fuerza y entidad al reclamo y en segundo lugar para evitar que la determinación del lugar del emplazamiento o traza, sea determinado por los círculos rojos o desarrolladores inmobiliarios de la región.

No podemos seguir jugando al Gran Bonete, en la que funcionarios de distintas reparticiones patean la pelota de un lado a otro sin asumir sus responsabilidades durante años.

Por ello no se puede aceptar sin más, que la segunda provincia argentina esté minusválida para encarar un proyecto de esta naturaleza, que más que con lo técnico, presupuestario, vial u otras razones, tiene que ver esencialmente con un problema de derechos humanos y de respeto a la vida y su calidad de las miles de personas que deben soportar, padecer y sufrir este morosidad y desprecio injustificado.

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.