Sábado
25.02.2017
        
Sin Mordaza
25-10-2016 | OPINION | POR MIGUEL KILIBARDA*

Vuelve la burra al trigo

La Constitución de la Provincia de Santa Fe es culpable de la inseguridad que agobia a nuestro pueblo; del record de accidentes viales; de los índices crecientes de pobreza y desocupación, de la carestía de la vida y la suba de las tarifas.

La Constitución actual es responsable de que nuestra ciudad esté llena de baches, de que apenas llueve el transporte no pueda circular por los barrios. También  tiene la culpa que los ciudadanos paguemos cada vez impuestos y tasas más caras y tengamos servicios más deficientes.  Y, por supuesto, debemos declararla culpable de los estragos que causa la droga.

Reformar la Constitución pareciera ser hoy la prioridad de cierta dirigencia política. Desviar el debate, entretenernos, no abordar la dolorosa realidad arriba descripta.

Hace cincuenta días el Gobernador lanzó pomposamente la iniciativa. Chocó con la cruda realidad. No pudo taparla con artilugios. El pueblo de su propia ciudad, de la que fue Intendente y Senador (Rosario), en una histórica jornada, salió por miles a las calles reclamando que quienes conducen la provincia se ocupen de la vida y los bienes de sus habitantes.

Despertó el Señor Gobernador y tuvo que asumir el total fracaso de la anterior y actual política de seguridad. En el interín se había premiado en la Legislatura de la Provincia “el trabajo” realizado designando al responsable de la in-seguridad Defensor del Pueblo.

Que sí, que no, chicanas políticas por medio, ya está la gendarmería instalada. Ahora que se ocupen Patricia Bullrich y los gendarmes.

Y entonces, de nuevo a la carga buscando culpables y sacándose la responsabilidad. El martes 7 convoca el Ing. Miguel Lifschitz a la tercera Asamblea Plenaria del Consejo Económico y Social (CeyS) para “retomar el debate sobre la reforma de la Constitución” dijo y agregó, que “por razones obvias postergamos”  (entiéndase “por razones obvias” que la gente le dijo basta a las muertes y los robos).

Que a lo largo y ancho de la Provincia haya industrias en graves crisis; las fábricas de calzado (Alcorta), de muebles (Cañada de Gómez), heladeras (Rosario), motores (Gálvez), ni que decir de los tambos y la industria láctea, por nombrar solamente casos emblemáticos. De eso nada. Igual que antes con la inseguridad. Todo estaba bien. Hasta que el pueblo les dio un baño de realidad.

Como el viejo dicho popular “vuelve la burra al trigo”.  Hablemos de la reforma constitucional, los problemas no existen, pero si hay alguno ya tenemos a quien culpar: la Constitución. Y si no diluyamos la responsabilidad haciendo muchas comisiones.

Repetimos: en el tema de la reforma hay gato encerrado. Reelecciones, alargar mandatos, atornillarse al presupuesto con sueldos sustanciosos, asesores, etc., pero fundamentalmente, tirar “la pelota afuera”.

Conclusión: gobiernen, la Constitución no se los impide.

*Presidente del Movimiento de Integración y Desarrollo.-


Fuente: Sin Mordaza
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.