Miércoles
18.01.2017
        
Sin Mordaza
13-09-2016 | MARÍA HERMINIA GRANDE | OPINIÓN

La vida en emergencia

Hace un tiempo atrás dijimos desde esta misma columna que Rosario era la punta del iceberg de un enorme problema que atraviesa el cuerpo social de la República Argentina: la inseguridad. 

Su ensanchada base se ha venido consolidando con múltiples condimentos todos relacionados con la corrupción. Así es como el narcotráfico  fue asentándose y las cadenas de complicidades acrecentándose. Una extraña mezcla de necesidades  fueron engrosando el día a día. Mientras la política se volvía cara y cerraba los ojos tantas veces, para concretar proyectos personales, esta distorsión produjo un entramado con distintas violencias. Y el oportunismo de lo ilícito siempre dispuesto a dar una mano. Así fuimos sumergiéndonos como sociedad mientras emergía lo peor. 

Si bien  en las sucesivas campañas no faltaron las propuestas para evitar lo que ya era una realidad, fue necesario que la sangre llegue al río para priorizar lo que estaba en segundo plano. Sólo en Rosario 1061 muertos en los últimos cuatro años y una veintena en un mes produjeron dos marchas impactantes, en Rosario y en las ciudades más importantes de la provincia. La política llegó tarde. Santa fe desde el 2011 tiene declarada  la emergencia en seguridad, pero las urgencias políticas fueron otras. Las formas deben ser respetadas y mucho más por quienes representan a la ciudadanía con su  investidura desde altos cargos. Lo cierto es que nación y provincia parecieron los “Pimpinelas” no por su talento, sino por sus agudos pronunciados. Una vez más la sangre derramada no fue respetada. Finalmente ayer se llegó a una acuerdo entre nación y provincia de monitoreo, de articulación, de cooperación,  la conformación de un comité operativo. Muchas palabras y pocas precisiones. La adustez de los rostros de la ministra Bullrich y del gobernador Lifschitz no manifestaban entusiasmo a la hora de la firma del convenio. La única coincidencia visible es que ambos lo firmaron con la surda. 

Este tema excede a la provincia de Santa Fe, su magnitud se ha expandido a lo largo y lo ancho de la República Argentina. Hay que ir hasta el hueso como dice la ministra Bullrich. Nadie debe enojarse si ha procedido bien. Para llegar al estado de situación que ostentan Rosario y Santa Fe especialmente en donde los ciudadanos tienen 2 ó 3 veces más de posibilidades de ser asesinados que en otras geografías; es porque las cosas no se han hecho bien. Los Poderes deben actuar a ley, el saneamiento no sólo corresponde para con la fuerza policial. Se debe investigar a quienes amparan, protegen y usufructúan de este vil negocio.  No es tiempo para la política partidaria, es tiempo para garantizar la vida. 

Estos desencuentros se repiten en el lomo de nuestra Argentina en otros rubros. Cuando el caos es muy grande la desesperación saca patente de autoridad y se genera más confusión. La semana pasada un grupo de notorios personajes firmaron una solicitada pidiendo la destitución del juez Rafecas. El juicio político es arbitrio de los poderes del Estado. Ignoro si los firmantes habían leído el expediente disparador de tal pedido. Tampoco sé si el papa Francisco lo hizo, pero extraña coincidencia lo de la invitación al Dr Rafecas  al Vaticano. 

Hoy comienza un encuentro propiciado por el gobierno argentino de real importancia conocido como el Davos criollo. Una muestra de la búsqueda infatigable del presidente Macri para atraer inversiones. Pero, y siempre hay un pero, transcurre en momentos en que la CGT unificada sólo  espera que el Confederal del 23  autorice al Consejo Directivo a concretar la fecha del primer paro nacional. Mañana el triunvirato escuchará a los integrantes de la Conferencia Episcopal Argentina quienes probablemente le manifiesten la intima convicción que tiene el Episcopado, de la necesidad de declarar una emergencia social. La disminución inflacionaria de estos días, le produce al Presidente un momentáneo alivio que desaparecerá  de continuar la recesión.

El Presidente visitará al Papa en octubre, ¿antes o después del primer paro nacional?

 

 

Fuente: Sin Mordaza
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.