Miércoles
18.01.2017
        
Sin Mordaza
05-07-2016 | INVESTIGACION | IRREGULARIDADES

Country Aires del Llano, un drama sin solución

El tiempo pasa en Aires del Llano, y pareciera que ‘incertidumbre’ es la palabra que la define. Mas de 350 titulares de lotes pueden llegar a perder su inversión.

El country de Santo Tomé que no logra estabilizarse
El country de Santo Tomé que no logra estabilizarse

Las Irregularidades

Un grupo de damnificados denuncia que el Fiduciario Fernando Font Saravia hizo abandono de sus funciones desde hace más de 18 meses, y que en todo éste tiempo nadie se ha ocupado de encontrar una solución para los más de 350 inversores que compraron y pagaron lotes en los barrios La Mansa y La Serena de ese emprendimiento, también explican que a la fecha no solo no tienen posesión de los mismos, sino que no hay ningún responsable por el fideicomiso que de certeza de que se entregarán a futuro.

También se escuchan quejas sobre la gestión de la administradora de las expensas, la Asociación Civil Aires del Llano Country Club, debido a que en éstos meses todo el dinero recaudado se ha utilizado en sostener los barrios Las Brisas, El Amanecer y Los Boulevares, que son los que se encuentran habilitados y son aptos para escriturar, en desmedro de los barrios en los que aún falta la presentación de documentación y de ejecución de obras para su posterior entrega.

Consultados, algunos de ellos exponen las irregularidades que entienden están sucediendo en el manejo de dicha organización, y que perjudican al grueso de los más de 800 propietarios con altas expensas ordinarias y extraordinarias.

A pesar de las quejas por el alto costo muchos han dejado de participar de la vida interna en Aires dadas las permanentes trabas impuestas desde la Asociación.

Remarcan que esto ha permitido que un grupo minoritario, que cuenta con cierta cantidad de votos cautivos, impongan su voluntad a los demás, todo esto gracias a que la mayoría ha dejado de hacer valer sus opiniones y que por cansancio se han convertido en simples observadores, esta realidad queda expuesta en el pobre número de participantes por asambleas, que rondan los 70 u 80 presentes sobre algo más de 800 propietarios.

Esto ha provocado un número creciente de propietarios que se van del loteo, a los propietarios de los barrios no concluidos, se les han sumado propietarios de los barrios escriturados que están ofreciendo en venta sus lotes o casas.

Dentro de las irregularidades de la Asociación, señalan que a pesar de estar diezmada por las renuncias de algunos de sus miembros, la Comisión Directiva nunca ha informado éste hecho, manteniendo un silencio que solo beneficia al pequeño grupo que maneja la Asociación.

Supuestamente la Comisión Directiva debería estar integrada por dos miembros representantes de cada barrio, un total de 10 miembros, y a menos de un año de formada han renunciado a la misma los dos delegados por el barrio 2, también lo han hecho un delegado por el barrio 5 y otro por el barrio 6; a la fecha la Comisión Directiva funciona sin representantes por el barrio El Amanecer.

Nada de esto ha sido informado, ni se ha iniciado el proceso para cubrir los puestos vacantes.

También habría renunciado el Revisor de Cuentas titular de la Asociación, renuncia presentada luego de la escandalosa aprobación del balance 2015; que en su primera votación no se aprobó, y recién en su tercera versión y en medio de fuertes objeciones se aprobó merced a votos cautivos.

Remarcan que una de las mayores críticas al balance 2015 es que la Comisión Directiva de la Asociación Civil no haya rendido cuenta de la posesión y el manejo del dinero correspondiente a la tasa interna denominada Derecho de Edificación.

Señalan que durante el año 2015 la Comisión Directiva recibió dinero en efectivo -debido a que era una cuenta no declarada-, y que a partir de ese momento, todos los ingresos por esa tasa fueron entregados y administrados de la misma forma por la Asociación.

Se critica que a pesar de haberse propuesto y aprobado en la Comisión la bancarización de la cuenta, esto no se hizo, y se continuó con el manejo de la cuenta en efectivo, y lo que es más crítico aún, se siguió sin declarar ni asentar ese dinero en efectivo en el balance 2015 presentado, y sin dar ninguna rendición de cuentas sobre su manejo.

No se dio información sobre el monto recibido, ni de sus ingresos posteriores, ni de los egresos, ni del saldo al cierre del balance.

Se especula sobre el por qué de ésta conducta, lo que se escucha con mayor fuerza es que con ese dinero se habrían realizado pagos que por su naturaleza y ante la posibilidad de un rechazo generalizado, la Comisión Directiva prefiere no informar a los propietarios.

Esto tendría que ver con que habrían pagado cuentas y deudas del fideicomiso, algo que está expresamente prohibido, debido a que la administración de las expensas para el mantenimiento de las áreas comunes es de aplicación específica.

Otra de las críticas es que la Comisión Directiva, a pesar de reconocer la existencia de una deuda del Fideicomiso para con la Asociación, no hizo asiento de una auditoría interna realizada entre cuentas bancarias de las partes, que arrojó un saldo acreedor a favor de los propietarios de aproximadamente tres millones de pesos denominado ‘empalme financiero’.

Muchos sostienen que esta acción provoca un grave daño económico a los propietarios y que es de exclusiva y total responsabilidad de la Comisión Directiva.

Se sostiene que hay algunos miembros de esa comisión que tienen un acuerdo no declarado con el fiduciario, y tiene que ver con la única propiedad que le queda al fideicomiso, las 26 hectáreas en el corazón del loteo, denominada ‘La Isla’, y que tiene un valor millonario.

Esta fracción de campo es el centro del debate interno entre quienes proponen que el valor de esa tierra sirva para cubrir las obras faltantes, y entre quienes quieren hacer un negocio inmobiliario maximizando las ganancias a costa de cargar mayores costes a propietarios ya damnificados.

Hace un tiempo desde ésta redacción publicamos una nota de la IGPJ Santa Fe que daba cuenta de que la Asociación Civil Aires del Llano Country Club no poseía Personería Jurídica y por lo tanto no tenía autorización para funcionar, en esa nota se dejaba constancia de que el organismo había hecho una serie de observaciones y estaba a la espera de la respuesta.

Los propietarios consultados indican que esa realidad no cambio, que a la fecha la asociación no ha cumplimentado los requisitos solicitados para poder obtener la personería, por lo que funciona como una ‘simple asociación’, lo que pone en riesgo a todos los propietarios de Aires del Llano, ya que están siendo administrados por una forma societaria sin intervención de ningún organismo de control reconocido.

Una nueva consulta nos indicó que el trámite de inscripción de la asociación no está finalizado, que desde la asociación no se respondieron las observaciones planteadas inicialmente, y que a la fecha no tiene otorgada personería jurídica ni autorización para funcionar bajo el nombre de Asociación Civil Aires del Llano Country Club.

La IGPJ incluso ha ampliado las observaciones al trámite iniciado, remarcando numerosas faltas en la presentación realizada, una de ellas es que se ha vulnerado el Principio de la Libre Asociación, por el que se le reconoce a cada uno de los 800 propietarios la libertad a elegir el pertenecer o no a la asociación, incluso su derecho a renunciar si así lo desea.

Se le critica a la asociación simple no tener potestad jurídica, por no haber demostrado ser titulares de dominio o cesionarios de derechos y acciones.

Se especifica que en la asamblea constitutiva no participaron todos los titulares de dominio y/o cesionarios de derechos y acciones que conforman el loteo Aires del Llano.

Por último se objeta que en un pequeño número de diez propietarios quieran administrar, reglamentar y disponer de las partes comunes y sobre las personas físicas sin que estos hayan prestado su consentimiento para integrar el ente.

Actualmente los propietarios del loteo están atomizados en varios grupos, según sean sus pertenencias a los distintos barrios, algunos de estos grupos están más organizados que otros, y algunos de ellos ya han iniciado el camino de las presentaciones judiciales, contra el fideicomiso y contra la asociación, tanto en lo penal como en lo civil, ha pasado mucho tiempo, y los propietarios aún no poseen el mínimo grado de certidumbre de que van a obtener lo que les prometieron.

 

 

Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.