Garavano quiere trasladar la capital al sur del país

''

El ministro de Justicia, Germán Garavano, advirtió que “está más vigente que nunca la idea” del fallecido ex presidente Raúl Alfonsín de “trasladar” la Capital Federal al sur del país, al señalar que en la ciudad de Buenos Aires hay “una cosa muy exacerbada en relación a todo”.

“Hoy está más vigente que nunca la idea de Alfonsín de trasladar la Capital a Carmen de Patagones-Viedma”, sostuvo sobre el frustrado proyecto del ex mandatario radical, y completó: “Nosotros en la Ciudad tenemos una cosa muy exacerbada en relación a todo”.

Al remarcar que “todo el Estado debería reevaluarse”, Garavano planteó que “habría que trasladar en algún momento la Capital Federal, sobre todo hacia el sur”.

“No estaba mal a Viedma, que de hecho es una ciudad muy linda”, añadió sobre la iniciativa de Alfonsín, en una entrevista publicada hoy en el diario La Nación.

El funcionario justificó su postura al apuntar que en esta capital hay “una Justicia federal muy grande” y añadió: “Tenés el fuero penal económico y Comodoro Py con todos los jueces federales, mientras en las provincias muy pocos jueces federales”.

“Acá tenés el fuero Contencioso Administrativo Federal, Civil y Comercial Federal, Seguridad Social, Penal Tributario tenías antes, ahora tenés Ejecuciones Fiscales”, dijo, y contrapuso: “Y en las provincias tenés cuatro jueces”.

Tras reiterar que le “encantaría reflotar la idea de trasladar la Capital al sur”, admitió: “Cuando era adolescente esa idea de Alfonsín me parecía alocada, pero con los años me di cuenta de que algo de razón tenía”.

El ministro de Justicia, por otro lado, sostuvo que “los jueces federales estuvieron sometidos a presiones” durante el gobierno anterior y afirmó que “lo que están haciendo” ahora es “leer las demandas de la sociedad” en los casos de corrupción.

“Sin generalizar, podría decir que los jueces federales estuvieron sometidos a presiones para hacer cosas en determinadas direcciones”, señaló sobre el rol de los magistrados en la etapa kirchnerista.

Y, apuntó que “la sensación es que el gobierno anterior, en algunos casos, generó procesos para agredir a los opositores”.

Por eso, planteó que “lo que están haciendo muchos jueces es leer las demandas de la sociedad”, debido a que “ven que hay una sociedad que demanda justicia y un gobierno que respeta la independencia y los deja hacer”.

En una entrevista publicada hoy por el diario La Nación, reiteró además que la procuradora general Alejandra Gils Carbó “debe dar un paso al costado” pese a haber “bajado el perfil” y mantener con el Gobierno diálogos “razonables e institucionales”.

En ese sentido, cuestionó que hay “un pedido del gobierno anterior de que ella se mantenga en su cargo cueste lo que cueste” porque “hay un grupo de fiscales sobre el cual ella es decisiva”.

Por otro lado, consideró que “sería un símbolo de institucionalidad poder completar” la Corte Suprema de Justicia con “dos jueces del prestigio de los candidatos propuestos”, en referencia a los juristas Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, y añadió que “si hay alguna resistencia tiene que ver más con cuestiones políticas” porque “todos quieren poner a alguien”.

Sobre la posibilidad de ampliar el número de jueces del máximo tribunal, como propone la oposición, remarcó que si el cuerpo “es de cinco”, hay que “completarlo”, al subrayar: “Los argentinos siempre ponemos el carro delante de los caballos y eso es una calamidad porque perdemos la institucionalidad”.