El gas subió un 10 por ciento

''

Los bolsillos de los rosarinos siguen teniendo sorpresas para nada agradables. El aumento en la tarifa del gas natural que comenzará a entrar en vigencia a partir de la próxima factura tiene su correlato en las garrafas. De esta manera, se supo que en sólo 13 días, los precios del combustible envasado ya crecieron entre un 10 y un 13 por ciento.

Según los datos aportados por varias empresas del rubro, la garrafa de 10 kilos, la más pequeña, ya supera los 100 pesos, mientras que el precio sugerido por el gobierno nacional es de 97 pesos.

En Amarilla Gas, el envase de 10 kilos costaba 90 pesos y actualmente se vende a 100. Por su parte, la firma Totalgas informó que la garrafa que valía 120 pesos en los últimos días ya cuesta 140. En tanto, el envase de 10 kilos que salía 140 pesos en la empresa Prisley ahora vale 150. Si bien hay firmas que aún no subieron sus precios, en la mayoría ya se experimentan los incrementos.

Quejas

En tanto, ayer siguieron las quejas de los clientes de Litoral Gas afectados por un fallo judicial que implica un nuevo golpe al bolsillo. Tal como indicó ayer LaEN_SPACECapital, a la suba cercana al 300 por ciento en el servicio informada a principios de abril por parte del gobierno nacional, los usuarios tendrán que sumarle el anterior incremento decidido por la administración de Cristina Fernández en 2014, que una medida cautelar presentada por la asociación Usuarios y Consumidores Unidos (UCU) mantuvo congelada y sin aplicarse hasta ahora.

El aumento, que ascendía hasta un 400 por ciento, quedó transitoriamente en suspenso por una acción colectiva que la UCU impulsó ante la Justicia contra la empresa y el Estado pidiendo que se declarara la “inconstitucionalidad” de la medida.

En esa presentación, la ONG solicitó que se dictara una cautelar para que Litoral Gas se abstuviera de efectuar cortes del fluido ante la falta del pago de esos aumentos. Así fue como el Juzgado Federal Nº 1 de San Nicolás ordenó a la firma detener el cobro del “nuevo cuadro tarifario”, tanto a usuarios de localidades bonaerenses como santafesinas.

En ese momento, el titular del tribunal, Martín Alberto Martínez, hizo lugar a la cautelar, medida que fue sucesivamente prorrogada e incluso confirmada por la Cámara de Rosario.

Sin embargo, el panorama cambió exactamente un año después, cuando el mismo magistrado falló en contra de los pedidos de inconstitucionalidad formulados por la UCU y la cautelar al final se cayó.

Así, en un par de meses los dos aumentos podrían redondear hasta un 700 por ciento.