Mauricio Macri aceptó la renuncia del juez Raúl Reynoso

''

El presidente Mauricio Macri aceptó hoy la renuncia de Raúl Reynoso, el juez federal de Orán, Salta, que fue procesado y suspendido en el Consejo de la Magistratura acusado de integrar una “asociación ilícita” destinada a beneficiar a narcotraficantes con causas abiertas.

Se trata del segundo caso en pocas semanas de un juez controvertido que presenta su dimisión y, en vez de esperar un lento proceso de destitución, desde el Gobierno se convalida una salida rápida del cargo. Antes lo había hecho con el juez federal Norberto Oyarbide, que también tenía causas abiertas en la Justicia y que pendía sobre él pedidos de juicio político.

En un decreto de apenas dos artículos, el presidente Macri acepta la renuncia y se limita, sin otros detalles, a enviar la actuación a la Dirección Nacional del Registro Oficial. “Que el señor doctor Raúl Juan Reynoso ha presentado su renuncia, a partir del 1° de mayo de 2016. Que es necesario proceder a su aceptación. Que el presente se dicta en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 99, inciso 4 de la Constitución Nacional”, establece en sus considerandos la decisión del primer mandatario.

En los últimos días del año pasado, Reynoso había sido suspendido por decisión del plenario del Consejo de la Magistratura, que aprobó el dictamen acusatorio elaborado por el consejero Luis María Cabral. Los consejeros que votaron a favor de la suspensión fueron Cabral, Ángel Rozas, Adriana Donato, Leónidas Moldes, Miguel Piedecasas y Gustavo Valdés, mientras que Juan Mahiques se abstuvo y se retiraron Daniel Candis, Virginia García y Héctor Recalde.

Antes, la Comisión de Disciplina y Acusación votó a favor de la suspensión y el inicio del proceso de remoción del magistrado, que si bien está acusado de cobrar coimas para beneficiar con gestiones judiciales a narcotraficantes, en este caso se analizó otra denuncia previa en su contra.

De qué se lo acusa a Reynoso
Sobre la causa principal que pesa contra Reynoso, está firme la acusación de liderar una asociación ilícita para liberar narcos. En esta causa, el magistrado oranense fue procesado por la posible comisión de “asociación ilícita, cohecho y prevaricato” junto a otras seis personas, en el marco de una investigación iniciada por el fiscal federal de Salta, Eduardo Villalba, y su par de la Procuraduría de Narcocriminalidad de la Nación (Procunar) Diego Iglesias.

La investigación se basa en dos denuncias formuladas por una ex pareja de un narcotraficante y el abogado del foro salteño David Leiva por, supuestamente, recibir coimas para favorecer con gestiones judiciales a detenidos por drogas. Ahora, el juez oranense deberá dejar su cargo y según el resultado del jury puede ir preso, ya que Bavio, que entiende en la causa, dispuso su detención cuando lo procesó, aunque esta medida quedó en suspenso por los fueros de los que goza Reynoso.