Controles: 9 conductores dieron alcoholemia positiva

''

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (Apsv), dependiente del Ministerio de Seguridad de la Provincia, coordinó este jueves dos procedimientos de control de alcoholemia en la autopista Rosario – Santa Fe y en la ruta nacional N° 33 donde se fiscalizaron 151 vehículos. Nueve conductores dieron positivo en el test, dos de ellos con licencia profesional.

Uno de los procedimientos se realizó a conductores profesionales en la ruta nacional 33, Km 755,5, a la altura de Pujato, donde se fiscalizaron 69 vehículos de transporte de carga y de pasajeros, en el marco del cual se detectaron dos conductores que habían excedido el nivel de alcohol, cuyas licencias de conducir fueron retenidas, con valores de 0,15 y 0,38 gramos de alcohol. Vale recordar que para conductores profesionales el límite por ley es de 0 gramos.

Al respecto, el director provincial de coordinación Interjurisdiccional de la Apsv, Gustavo Sella, enfatizó que “esta actitud es sumamente delicada, porque conducir un vehículo de gran porte supone mayor responsabilidad y mayor riesgo de provocar daños. Ponemos todos los recursos disponibles para detectar a estos conductores en el ámbito de la circulación pero también apelamos al compromiso de los choferes con el cumplimiento de las normas”.

Se labraron, además, cuatro actas de infracción por otras faltas y tres vehículos fueron remitidos al corralón municipal, dos camiones y un micro de larga distancia.

El otro operativo tuvo lugar en la AP01, km 143, a la altura del acceso en el peaje de Sauce Viejo, donde se controlaron 82 vehículos: 16 conductores arrojaron resultado positivo, de los cuales sólo siete tenían niveles que exceden el permitido por ley cuyas licencias de conducir fueron retenidas. Se labraron 10 actas de infracción, 2 prohibiciones para circular y 6 cesiones de conducción.

Si bien no hubo positivos a conductores profesionales se destaca el alto valor de alcoholemia positiva a conductores particulares con valores de 0.56, 1.10, 0.78, 1.42, 0.69 y un gramo.

“La conducta de manejar luego de haber consumido alcohol es inadmisible porque supone ignorar las normas básicas de convivencia, y desde la provincia sostenemos la firme decisión de proteger a los usuarios de las vías sancionando a quien transgrede esta norma, poniendo en riesgo a todos”, afirmó el funcionario.