Marcha contra el gobierno de Macri en Buenos Aires

''

El humo de los choripanes y los patys se percibe a varias cuadras. Banderas, pasacalles y varios zepelines adornan las calles ante el imponente escenario montado sobre la avenida Paseo Colón, frente al Monumento del Trabajador, donde esta tarde las cinco centrales obreras mostrarán unidad para reclamar contra las políticas de ajuste del gobierno nacional.

Pasadas las 10:30 se podían ver –a la distancia– las primeras columnas de manifestantes que se van acercando. Los propios dirigentes sindicales anticipan una masiva concurrencia, “como no se ve desde hace muchos años”.

Las consignas girarán en torno al freno a los despidos a través de la ley de emergencia ocupacional, contra el “tarifazo” y la inflación, a favor de un aumento de emergencia para los jubilados, la implementación del 82 por ciento móvil y la modificación del Impuesto a las Ganancias.

La convocatoria está prevista para las 15 y se coronará con un acto de cierre alrededor de las 16:30, que tendrá cuatro oradores: comenzará con la lectura de un documento común y proseguirá con los discursos de Pablo Micheli, Antonio Caló, Hugo Yasky y Hugo Moyano, en ese orden.

Los organizadores estiman la participación de unas 300 mil personas, en una jornada de protesta que no estará enmarcada en un paro general, pero que podría afectar desde el mediodía algunas actividades en el marco de la convocatoria.

El primero de los dirigentes de peso que llegó al lugar fue Pablo Mayano. Fiel a su estilo, advirtió que “si Macri veta la ley (en referencia al cepo laboral) va a haber una reacción de los gremios”. “Esperamos que el gobierno tome nota de esto. Pero si no hay respuestas, seguramente se van a intensificar las medidas”, amenazó y no descartó huelgas y paros por tiempo indeterminado.

Para garantizar que la manifestación transcurra sin incidentes, está previsto que las columnas de la CGT ingresen por la avenida Independencia, mientras que las dos CTA harán lo propio por la avenida Paseo Colón.