Detuvieron a Di Zeo y a 236 hinchas de Boca

''

La policía paraguaya detuvo en Asunción al jefe de la barrabrava de Boca, Rafael Di Zeo, y a 236 hinchas más que habían ido a ver el encuentro entre el equipo xeneize y Cerro Porteño por los octavos de final de la Copa Libertadores.

La Justicia de Paraguay secuestró armas, drogas y alcohol de los colectivos en donde viajaba la primera plana de La Doce. Los detenidos están incomunicados esperando ser indagados por la fiscalía.

Un grupo de hinchas se bajó de los colectivos que se dirigían al estadio Defensores del Chacho y robaron negocios en el barrio San Felipe. Además, protagonizaron hechos de vandalismo, destrozaron vehículos, asaltaron transeúntes, rompieron autos y se enfrentaron con simpatizantes de Cerro Porteño.

Los hinchas del conjunto de la Ribera se movilizaban en 4 colectivos, donde pasaron la noche incomunicados a la espera de que la fiscalía les tome declaración. En la madrugada fueron liberados 60 simpatizantes que pudieron demostrar que habían viajado por vía aérea a Paraguay.

Después de haber protagonizado los hechos delictivos, los hinchas lograron ingresar al estadio para ver el partido. Pero cuando salieron y preparaban el regreso a la Argentina, los cuatro colectivos en los que se movilizaban fueron retenidos y demorados.

Los integrantes de la barra están detenidos en una unidad especial de la Fuerza Operativa de la Policía Especializada (FOPE), en Asunción. Antes del encuentro hubo dos hinchas xeneizes detenidos por falsificación de entradas.

Los hechos delictivos habrían ocurrido cuando la caravana de colectivos se desvío del camino programado para llegar al estadio. Según indican medios paraguayos, la policía incurrió en un error de procedimiento a la hora de guiar a la barra hasta la cancha.