Renunció otro ministro del gabinete de Dilma

''

El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Castro, renunció ayer a su cargo en el Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en medio de la grave crisis política que le puede costar el cargo a la jefa de Estado. La dimisión de Castro fue anunciada por medio de un decreto en el Diario Oficial, en el que Rousseff precisó que fue un “pedido” del ahora ex ministro. La salida de Castro ocurre justo cuando Brasil lucha contra el zika, un virus transmitido por el mosquito Aedes Aegypti y que encendió las alarmas en el país después de que algunos estudios lo relacionaran con el aumento de casos de microcefalia.

Castro integra el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), fuerza que rompió el mes pasado con la coalición gobernante y que está liderada por el vicepresidente, Michel Temer, primero en la línea de sucesión si prospera el juicio político contra Dilma. Al dejar el gobierno, el PMDB anunció que entregaría todos sus cargos, pero uno de sus siete ministros aún sigue en su puesto: la titular de Agricultura, Katia Abreu. En las últimas semanas, otros ocho ministros, del PMDB y otros partidos, renunciaron a sus cargos y Rousseff anunció la sustitución de cuatro de ellos por funcionarios de perfil técnico. La apertura del proceso contra Rousseff fue aprobada hace 15 días por el pleno de la Cámara de Diputados. Ahora el destino de Rousseff está en manos de una comisión del Senado, que si aprueba el juicio político remitirá el asunto al pleno de Diputados. La Cámara baja decidirá alrededor del 10 de mayo si el proceso avanza, caso en el que Rousseff será separada del cargo durante 180 días. El PMDB, que tiene el mayor bloque en el Senado, es actualmente uno de los principales defensores del juicio que puede acortar el mandato de Dilma y dejar a Temer en su lugar.