EE.UU. renueva sus sanciones a líderes chavistas

''

CARACAS.- Si algo se mantiene inalterable en la agitada Venezuela de estos días es su tensa relación con Estados Unidos . La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano aprobó ayer un proyecto de ley para extender, hasta 2019, la legislación que impone sanciones a siete funcionarios chavistas por violación de los derechos humanos.

El proyecto de extensión de la ley, sancionada a fines de 2014 por iniciativa de los senadores Marco Rubio (republicano) y Robert Menéndez (demócrata), quedó listo para ser aprobado en el plenario de la cámara.

La ley fue promulgada por el presidente Barack Obama en marzo de 2015, y en marzo de este año sus efectos fueron ampliados por doce meses más. Ahora la intención es extenderla por los próximos tres años.

Obama consideró en su momento que la situación en Venezuela constituía “una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, por lo que declaró la “emergencia nacional para lidiar con esa amenaza”. El blanco de las sanciones fueron siete dirigentes que según Washington socavaron las instituciones democráticas, abusaron de los derechos humanos, actuaron contra la libertad de expresión o estuvieron vinculados a la corrupción pública.

Los intereses o propiedades que tenían en Estados Unidos fueron bloqueados o congelados y se les negó el ingreso al país, y a los ciudadanos norteamericanos se les prohibió hacer negocios con ellos.

Para los promotores de las sanciones, nada cambió desde entonces en Venezuela en materia de derechos humanos ni de ninguna de las otras denuncias que pesan en su contra.

“En diciembre de 2014, el Congreso de Estados Unidos aprobó abrumadoramente mi proyecto de ley por la defensa de la sociedad civil y derechos humanos en Venezuela, porque durante 15 años vimos cómo el presidente Maduro y el ex presidente Chávez desmantelaron sistemáticamente la democracia en Venezuela”, dijo Menéndez tras la aprobación de la prórroga en la comisión legislativa.

“Ahora, al ver cómo el deterioro democrático de Venezuela continúa por un camino hacia la ruina económica, la criminalidad rampante y una polarización política cada vez más peligrosa, Estados Unidos debe seguir presionando al régimen de Maduro mediante la ampliación de sanciones con consecuencias reales para los principales actores responsables de llevar a Venezuela al abismo de ser un Estado fallido”, agregó el senador.

El proyecto de ley para extender las sanciones fue sobre todo impulsado por Rubio en negociaciones directas con la Casa Blanca, a cambio de que el senador retire el bloqueo que ejerce desde hace diez meses sobre la nominación como embajadora en México de la actual subsecretaria de Estado para América latina, Roberta Jacobson.

La aprobación del proyecto de ley contra los abusos del chavismo parece no tener ningún obstáculo ni en el Congreso ni en la Casa Blanca.