“La sociedad necesita resultados rápidos”

''

ROSARIO.- El juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa de la ruta del dinero K, tuvo un paso fugaz por Rosario, donde participó del 4º Congreso de la Red Antimafia, que organiza la Fundación La Alameda. Admitió que la supuesta “lentitud de la causa se ha instalado, pero sobre base ciertas, porque la sociedad necesita resultados rápidos”.

El magistrado, que está al frente de causas de alto impacto en la opinión pública, como la que tiene a Lázaro Báez como principal imputado, sostuvo que a pesar de la premura de la sociedad por ver resultados en los expedientes vinculados a la corrupción “hay que entender que los procesos judiciales tienen que ser con reglas y pruebas”.

Es la primera vez que Casanello habla con los medios de comunicación, después de ordenar la detención del empresario santacruceño y ordenar allanamientos en propiedades de Báez.

El juez no abandonó su bajo perfil en la sede del rectorado de la Universidad Nacional de Rosario. Se sentó en la primera fila, acompañado de su secretaria, para escuchar las exposiciones en el 4º Congreso de la Red Nacional Anti Mafia, entre las que se encontraban varios colegas como los jueces federales Sergio Torres y Carlos Vera Barros.

El funcionario judicial disertó en un panel sobre “explotación sexual” que compartió con los fiscales Marcelo Colombo y José Ignacio Candiotti, y con la magistrada chaqueña Nilda Niremperger, quien estuvo al frente de la investigación de Carbón Blanco, un caso emblemático de contrabando de cocaína a Europa.

El magistrado porteño, que tiene la causa de la ruta del dinero K, evitó tener contacto con los periodistas a excepción de una breve entrevista que concedió a Televisión Litoral de Rosario.

Consideró, así, que “hay una demanda gigante de velocidad y de resultados inmediatos por parte de la sociedad” en causas vinculadas a la corrupción. Sin embargo, se negó a hablar de cuestiones específicas de la investigación. También dijo que “hay que esperar a ver los resultados” sobre la investigación que tiene en la mira al empresario Báez.

“No hay personas más interesadas que nosotros en esta causa. La lentitud se ha instalado, pero sobre base ciertas, porque la sociedad necesita resultados rápidos. Nosotros trabajamos sin descanso, y está habiendo resultados, como todos pueden ver”, advirtió Casanello.

El juez federal opinó que la investigación de la denominada ruta del dinero K “se realizó sin pausa desde un principio”. Y confirmó que “la aparición del video [en el que se cuenta dinero en la financiera conocida como La Rosadita] fue muy importante” para el avance del expediente porque, según el magistrado, las imágenes confirmaron los dichos del arrepentido Leonardo Fariña.

En ese momento, Casanello esquivó hablar de la causa y puso como ejemplo un caso de narcotráfico para dimensionar el peso de las imágenes de los videos. “Puedo hacer un paralelismo con una causa de narcotráfico. Si aparecen dos arrepentidos que dicen que trasladaron droga en bolsos pero la prueba nunca aparece, sus declaraciones son endebles. Pero si contamos con un video son muy importantes”, afirmó el magistrado. “El video fue relevante para la causa”, apuntó el funcionario judicial.

Casanello, asimismo, admitió que existen cuestionamientos por los tiempos procesales y por la presunta tardanza en realizar los allanamientos sobre las propiedades del santacruceño. Pero aclaró que “el tiempo es algo muy relativo en la Justicia”.

“Entiendo que hay una demanda gigante de velocidad y de resultados inmediatos y no hay personas más interesadas que nosotros. Pero los procesos judiciales deben respetar reglas, porque sin ellas no se puede avanzar”. El magistrado consignó, sin embargo, que “se están obteniendo resultados en la causa”.

Ya en un plano más general y teórico, el juez federal sostuvo que “actualmente las empresas criminales compiten entre sí, como las empresas capitalistas” y son cada vez más eficientes.

“Esto se da a partir de la necesidad de buscar los capitales. Las empresas criminales buscan enriquecerse. La actual criminalidad organizada tiene lazos con otros países, con cuevas, con financieras”, concluyó el magistrado federal.