AFIP: nuevos datos sobre Báez

''

Ahora, tras el cambio de autoridades en la AFIP, lanzaron una nueva investigación sobre la firma Austral Construcciones y encontraron “manifestaciones falaces” en los informes, y también datos que fueron ocultados ante la Justicia, según publica La Nación.

“En los casos de las inspecciones a Báez, Lázaro, y Báez, Martín, los casos se habían iniciado en 2013 en la Dirección Regional Río Gallegos. En los casi tres años transcurridos desde el inicio de las inspecciones el avance verificado fue virtualmente nulo”, asegura un informe firmado por el subdirector general de Operaciones Impositivas del Interior, Jaime Mecikovsky.

“Pese a que el Dr. López Biscayart – juez en lo penal económico – habría ordenado la fiscalización de la firma Austral Construcciones, lo único que se habría hecho es la compulsa de sus acreedores con la base de facturación apócrifa, no realizándose una verdadera fiscalización profunda sobre la realidad de las operaciones comerciales que declara la empresa como crédito fiscal”, detalla el documento.

“Se ha dispuesto la reinspección de Austral Construcciones, el inicio de la inspección de Austral Agro, el cambio de titularidad de las inspecciones de Martín y Lázaro Báez , todos ellos en la órbita de la Subdirección General de Operaciones Impositivas del Interior y a cargo de la Dirección Regional Mar del Plata”, indica Mecikovsky.

En este punto, cabe destacar que “nunca” se fiscalizaron las firmas de Báez Austral Agro y Terrafari SA.

La AFIP pondrá la lupa ahora sobre tres sociedades: Calvento, Grupo Penta y Constructora Patagónica, según aseguran el supervisor Carlos Blanco, y la inspectora Silvina Huici, desplazados de sus puestos mientras investigaban al empresario vinculado con el kirchnerismo.

“Se cambiaron las jefaturas a cargo de las fiscalizaciones vinculadas con las facturas «usina» detectadas (disolución de la Dirección Regional), se evitó solicitar información a Austral Construcciones, reteniendo el requerimiento del investigador (jefatura de Norberto Filipini), se calificó rápidamente a Calvento SA como contribuyente apócrifo (escasas operaciones) y se mantuvo como contribuyente normal a Grupo Penta, con una más que evidente actitud de justificación de las presuntas operaciones realizadas con Austral Construcciones”, indicaron Blanco y Huici.

Mecikovsky, por último, informa de un ocultamiento desde la AFIP relacionado a los 13,4 millones que Grupo Penta facturó a Austral Construcciones. “No hay constancias de que esto le haya sido informado al doctor Javier López Biscayart”, asegura.

También se investiga el ingreso a los balances de Austral Construcciones de $254 millones provenientes de Belice, tras una operación con sociedades inactivas en Curazao, por un fallido proyecto. “La Dirección Regional Microcentro se limitó a verificar el reflejo bancario del ingreso del dinero, sin validar la existencia real del origen”, indica uno de los informes.