Chueco acusó al juez y al fiscal de “recibir dinero”

''

El viernes pasado, luego de pasar por el juzgado de Sebastián Casanello, donde se negó a responder preguntas, Jorge Chueco, el abogado ligado a Lázaro Báez tuvo que declarar ante la jueza María Servini de Cubria por el contenido de la carta de “despedida” que había dejado en un hotel de la provincia de Misiones antes de desaparecer. En ese manuscrito, Chueco acusó al juez Casanello y al fiscal Guillermo Marijuan de demorar la causa a cambio de “dinero”, pudo confirmar Clarín con varias fuentes judiciales. En Tribunales, el abogado fue muy cauto y dijo que lo hizo para “justificarse” ante su familia, pero no aportó ninguna prueba.

En un párrafo de la carta, Chueco habló del “juez” y del “fiscal” de la causa, en clara alusión a Casanello y Marijuan, aunque nunca los nombró. El manuscrito fue secuestrado en la caja fuerte del hotel Hotel Saint George de Iguazú, y aterrizó la semana pasada en los tribunales de Comodoro Py. Apenas se enteró del contenido, Casanello decidió abrir una causa para que se investigue.

Jorge Chueco, desmejorado, cuando lo encontraron en Paraguay y lo llevaron a Misiones.
El viernes pasado, luego de su indagatoria por la ruta del dinero K, donde se negó a responder por las acusaciones en su contra, Chueco declaró ante Servini de Cubria, que tiene su despacho justo abajo de su colega. El trámite judicial se mantuvo en reserva, al menos hasta ahora. Fuentes judiciales revelaron que el abogado intentó explicar el contenido del manuscrito, al que adjudicó a su ámbito privado.

Al no haber denuncia y con la declaración que hizo Chueco, la causa está a punto de cerrarse. El expediente quedó en manos del fiscal Patricio Evers, que en las próximas horas podría desestimarlo.

Chueco permanece detenido en el penal Ezeiza, al igual que Daniel Perez Gadin y Lázaro Báez. Aunque todavía no habló sobre las acusaciones en su contra, en su indagatoria con Casanello dejó abierta la puerta de presentar un escrito en el corto plazo. Su testimonio es clave para profundizar un tramo de la maniobra delictiva: la salida del dinero fuera del país.