Jueves
27.04.2017
        
Sin Mordaza
11-08-2015
11-08-2015 | CARLOS DELICIA | EDITORIAL

¡Chau Binner!

Los resultados de las PASO es un mensajes claro de la sociedad a todos los dirigentes, especialmente a los que están gobernando. En Santa Fe, Miguel Lifschitz deberá entender que el crédito es a corto plazo.

Estas elecciones nacionales demostraron que nadie tiene la vaca atada y menos el Frente Progresista Cívico y Social. El paupérrimo resultado obtenido por Hermes Binner puso al descubierto las internas dentro del Frente y la necesidad de jubilar a algunos  dirigentes.

Más allá de las declaraciones de algunos periodistas-voceros del socialismo que minimizaron el resultado de las PASO y anticipan que la gran batalla es el 25 de octubre, la realidad es que se equivocaron en la estrategia de la boleta corta para conformar a todos los partidos integrantes y de creer que Hermes Binner es el mismo del 2007 o del 2011 cuando consiguió 3.654.970 votos como candidato a Presidente.  Desde ahí hasta la fecha, su imagen fue cayendo en forma estrepitosa según lo reflejaban las encuestas de Mautone, pero desbarrancó en enero del 2015 con la producción fotográfica que hizo con su nueva novia para la revista Gente buscando  mostrarse como un candidato a Presiente joven y ganador para mejorar sus chances.  El resultado fue todo lo contrario, un papelón que le costó la candidatura y dejo al espacio Progresista sin futuro. 

La campaña realizada por el Frente Progresista para estas elecciones debe haber sido la peor de la historia. El diseño, la fotografía, el mensaje y la estética dista mucho a lo que nos tiene acostumbrado el socialismo. Tampoco hubo movilización de bases, ni estrategia comunicacional. El radicalismo encabeza la lista de diputado nacional con la seguridad de sumar una banca más ya que no había ninguna en juego porque en el 2011 la UCR con Federico Pezz fue por fuera del Frente que obtuvo 5 escaños y no logró el piso necesario. Por otro lado, se dice que un fracaso de Hermes Binner  le conviene a  Antonio Bonfatti  que lo dejaría como único referente nacional del Frente y del socialismo. 

Binner perdió hasta en su mesa, donde Reutemann lo duplicó. Que le haya ganado Reutemann no estaba en los cálculos de ningún socialista, pero que un ignoto desconocido del Frente UNA lo desplazara al cuarto lugar, debe ser bochornoso para un dirigente que se cree dueño del modelo santafesino.

 

Tijeras

Hermes no se resigna y apelará a la “tijerita” como slogan de campaña para ver si puede llegar tercero, cerca del pelotón, para hacer una elección decorosa. 

 

El Ballotage es el 25

Reutemann que ironizó el domingo que siempre sale segundo, salió con un discurso fuerte apostando al electorado que busca un cambio advirtiendo que hay un final abierto. La estrategia que tratará de imponer es que no hay “ballotage si el 25 de octubre se apuesta por Macri” Los que conocen al Lole destacan que tiene un gran olfato para ver los movimientos sociales. En el 2007 no quiso ser candidato a gobernador porque veía un aire de cambio en la provincia. En el 2015 propuso la unidad del peronismo, no la pudo concretar pero estaba convencido era el momento para ganar Santa Fe.  El senador tuvo siempre claro que estas elecciones nacionales la definen los candidatos a presidentes y no los senadores ni diputados. Apoyó a Massa cuando era una promesa de cambio y que podía ganarle al kichnerismo. Cuando vio la construcción del espacio con intendentes de la vieja política, buscó una escusa para alejarse. “Hay que encontrar  una alternativa de cambio” repetía a los dirigentes que buscaban su opinión. Del Sel y Macri lo convencieron que el “PRO” era el espacio y ahora sueña con hacer historia.

 

Soluciones a los problemas

Omar Perotti nunca se hubiera imaginado este presente si le se lo hubiéramos  planteado en febrero de este año antes que se confirmara su postulación a gobernador. En cinco meses, un peronismo que se según algunos periodistas iba a ser la cuarta fuerza detrás del Frente progresista, Pro y Frente Renovador, se convierte en el partido más votado y se consolida como una alternativa seria para las próximas elecciones. Mucho tuvo que ver el trabajo militante que desarrolló en este tiempo Omar Perotti. Abrió la participación de todos los sectores y le dio una impronta ganadora al Justicialismo que no tenía desde hace 8 años. Hoy nadie duda que el PJ pueda ser gobierno en el 2019. Hace 5 meses decían que desaparecía y que había 20 años de socialismo.

Omar Perotti reconoce que hay dificultades en muchas economías regionales y tratará convencer a los productores santafesinos que se mostraron esquivos  de votar a Scioli, que se conoce la realidad, pero que no hay una herramienta que soluciones todos problemas, cada región debe tener una ayuda  puntual para palear las pérdidas.  


Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.