Miércoles
26.07.2017
        
Sin Mordaza
26-05-2015
26-05-2015 | CARLOS DELICIA | EDITORIAL

No fue una entrega pactada, fue casualidad

La detención del Ariel Máximo Cantero, alias “El Viejo”,  padre de Claudio Ariel “El Pájaro” Cantero, generó la polémica sobre si fue pactada para acogerse al beneficio del juicio abreviado que beneficia a Los Monos que tanta indignación produjo en la sociedad o un efecto marketinero para mejorar las chances socialistas.

La verdad de los hechos

Por pura casualidad un patrullero, con personal muy joven, se topó con un linyera que circulaba en un carro de tracción a sangre por en un sector de una villa inestable del barrio Moderno-vía Honda de la ciudad de Rosario. El conductor era Ariel Máximo Cantero y estaba vestido de ciruja. No es parte de su situación económica, sino una pantalla para disimular sus actividades como jefe  de Los Monos.

Ante la presión que le generaba la presencia del patrullero golpeó excesivamente al caballo para salir de la zona pero no pudo esquivar la intervención policial que lo reprendió por la actitud y le pidió que se identificara. Estaba acompañado por un menor de 13 años y sin mediar respuestas, salió raudamente hacia un callejón que los pondría en otra calle para zafar del asedio policial. Cantero conocía bien las calles del lugar pero no estaba enterado que ese pasaje estaba cerrado desde hace pocos días.

Sin salida le pide al menor que corra para una dirección y él trata de salir en sentido contrario para trepar un tapial, donde resbala y cae, quedando a merced del policía que lo detiene. “El viejo”, no tenía documentos y sólo llevaba un celular.

El joven oficial no sabía quién era ese linyera. Es más, cuando lo llevan a la Comisaría 19 inician los trámites con un nombre  falso que le suministró el propio Cantero. Algunos dicen que el apellido suministrado era González, otros Montero. Esto ocurrió aproximadamente a las 11 de la mañana del viernes pasado. Mientras tanto el menor se comunicó con otros integrantes de la banda que inmediatamente pusieron en marcha la operación rescate a través de negociadores con la policía.

Cuando el Comisario de la seccional descubre la verdadera identidad del detenido, ya estaban esperando en el hall los negociadores que pretendía pagar una fuerte suma para “olvidar” el incidente del carro.

Comienzan las negociaciones con un guineo de algunos superiores pero otros funcionarios habrían tenido la información del hecho y se metió el interés político en el medio. Siguieron las negociaciones durante dos horas y la cifra iba subiendo. Los negociadores creían que tenían un acuerdo por parte de los jefes policiales, hasta le habrían pedido otra persona para cambiarlo por el preso para no eliminar el procedimiento de los jóvenes policías. Hay una versión muy fuerte, que habla de una pistola que habría tenido en su poder Cantero o habría arrojado en la persecución, que se eliminó del procedimiento para no generar una nueva causa y perjudicarlo aún más. Todo hacía suponer que se sellaba el acuerdo cuando llegaron varios móviles con policías fuertemente perpetrados. Tomaron posición de la situación,  protegieron con un chaleco antibalas a Cantero y se lo llevaron a la Unidad Regional II. 

Con el clima electoral enrarecido por determinaciones políticas, que, como ésta, llevaron a la derrota al socialismo. Otro hubiera sido el resultado de las negociaciones, si se tiene en cuenta los antecedentes de la policial provincial.

La política había triunfado sobre el millonario negocio que se ofrecía, aunque para la oposición se trataba de un suceso consensuado, rodeado de hermetismo, hasta por parte de la Justicia. El doctor Carlos Hugo Varela, el abogado de la familia Cantero, intentará incluirlo en el acuerdo del Juicio abreviado conseguido en la Mega causa de Los Monos.

La realidad es que no será tan sencillo, porque Ariel estaba prófugo desde hace 2 años y sólo estaba imputado. Nunca le tomaron declaración y no fue procesado en esa causa, por lo que le corresponde litigar en el sistema penal viejo.

Esta causa que llevaba el Juez Vienna (ahora en el otro fuero), le tocó a la jueza Alejandra Ródenas, que ayer le tomó declaración como imputado y como jefe u organizador de una banda para delinquir. Pero esta no sería la única causa que tendría Cantero, ya que en el pedido de detención y extradición a Interpol, figura una causa vieja por asesinato, lo que complicaría su situación procesal.

“Aunque pidieran que se lo incluya en el juicio abreviado, que todavía no está homologado, no creo que la fiscalía lo permitiera” comentaron allegados a la fiscalía a cargo del caso.

Por estas horas, hay tensión en la zona sur por los enfrentamientos entre bandas que se disputan el territorio y donde hay una policía que ignoraba la permanencia de un prófugo tan conocido en su jurisdicción. ¿Esto será el fin de la banda o el incremento de la violencia como respuestas a supuestos pactos incumplidos por los políticos, presuntamente convivientes con el dinero de la droga? Como dice el colega Alfredo Velasco Ferrero en su nota  para la agencia Total News “Con el conocimiento se acrecientan cada vez más las dudas”. 


Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.