Sábado
18.11.2017
        
Sin Mordaza
12-05-2015
12-05-2015 | CARLOS DELICIA | EDITORIAL

La Biblia y el Calefón

Tras la estrepitosa derrota en la PASO, la desesperación y el temor se apoderaron del socialismo llevándolo a realizar acciones inimaginadas en el ideario popular que había comprado otro estilo de hacer política. Si Estévez Boero estuviera vivo estaría pidiendo la desafiliación.

El cielo y el infierno

Con el slogan de los “Buenos Tiempos” Hermes Binner convenció a los santafesinos que se iniciaba una nueva era de hacer política en la provincia. Con muchas promesas y anuncios rimbombantes puso énfasis en la cultura, la seguridad y la salud  para construir un sello distintivo de su gestión. Salvo la gestión de la “Chiqui” González, el resto fue muy pobre o lamentable. Las faraónicas construcciones de los Hospitales de Reconquista, Iturraspe, Cemafe y Venado Tuerto  son  la muestra de la incapacidad, negligencia e inoperancia  del estado que deja la puerta abierta para que las constructoras facturen mayores costos y hechos imprevistos. Llevamos casi 7 años y sólo son esqueletos de cemento esperando la inversión prometida. Pero cuatros años no son suficientes para correr el velo que tapa la realidad. 

Es más, redoblaron la apuesta y decidieron que el “modelo de la alianza santafesina” era exportable a la Nación. 

Así surge el proyecto “Binner Presidente” aprovechando la buena imagen construida en el resto del país por el aparato comunicacional que lideraba Rubén Galassi. No le fue tan mal, la fórmula Binner-Morandini  obtuvo el segundo lugar  con 3.684.970 votos equivalente al  16,81%. Esta construcción política fue demasiada onerosa para las arcas santafesinas, pero los posicionaba para el 2015 para dar una gran pelea sin Cristina como candidata.

La inseguridad y los narcos que venían creciendo en forma exponencial en la era “Binner” explotaron en la gestión de Antonio Bonfatti con hechos gravísimos como la detención del Jefe de Policía de la Provincia, las escuchas telefónica que involucraba a jueces, fiscales y funcionarios, la balacera a la casa del gobernador, la muerte de Medina, la apertura de la computadora, las muertes de policías y narcos en Rosario, las 600 muertes violentas del 2014 y muchos hechos más terminaron de socavar la imagen nacional de Hermes y con ello, la pretensión de ser candidato a presidente.

Hasta el 2013 el socialismo estaba en el cielo construyendo un futuro que ni Palacios ni Estévez Boero hubieran imaginado. Hoy están en el infierno tratando de salvar Rosario y la provincia de la peor derrota política, a mano de un “payaso” como les encanta denominarlo a Miguel Del Sel.

Miguel Lifschitz no sabe cómo trasmitirle a los santafesinos que no voten a Del Sel porque no viene de la política, que gobernar es para una casta especial, como si hubiera algún organismo con facultades para determinar quién puede ser o no candidato. Debería saber que si aparecieron los Scioli, los Reutemann, Macri y Del Sel es porque los políticos no estuvieron a la altura de las circunstancias. 

La sociedad está harta de las frases hechas para tapar las inoperancias de los funcionarios. Quiere funcionarios honestos que entiendan sus preocupaciones y les dé respuestas.

Pero la maquinaria propagandista del socialismo no entendió el mensaje de las urnas y en vez de buscar un discurso positivo para corregir errores de la gestión,  acude a viejos videos de Del Sel para descalificarlo y desprestigiarlo. 

Da vergüenza ajena ver a colegas nacionales y provinciales destinar horas de debates sobre frases realizadas hace 5 años que no determinan ninguna posición política en materia de educación, pero no otorgaron ni un segundo para analizar el durísimo informe de la comisión investigadora del Caso Medina que involucra a funcionarios en actividad con los narcotraficantes rosarinos.

Pero como no alcanza con destruir la figura del candidato del PRO, fueron en busca del voto peronista y cometieron un gran error que le significará la pérdida de los votos cosechados.

El viernes, Miguel Lifschitz salió por los medios rosarinos a pedirles a los peronistas que lo voten porque “Perotti no llega” (sic). En primer lugar este tipo de acciones no se hace público y menos cuando el candidato del PJ logró casi el mismo porcentaje de votantes y tiene las misma chanches de ganar o ser segundo porque nadie garantiza que los votos de Barletta vayan al Frente Progresista, menos aún después de las declaraciones de Bonfatti de apoyar al Kirchnerismo a nivel nacional.

Lo expresado por el gobernador tuvo la intencionalidad, en concordancia con Lifschitz,  de buscar el voto duro del kirchnerismo para aumentar las posibilidades del socialismo. Lo que no advirtieron fue el daño colateral ante las duras críticas de la prensa nacional que los pone como nuevos socios del proyecto nacional.

 

Lifschitz sigue violando

Desde esta columna denunciamos la actitud del candidato oficial de violar la ley de campañas políticas. No se conformó con inundar la provincia de su cara 4 meses antes de lo previsto por la ley sino que ahora destinó una millonaria campaña televisiva donde aparece junto a Binner y Bonfatti para fortalecer su alicaída candidatura. No se puede hacer publicidad televisiva hasta 15 días antes del 14 de junio y además la paga el Estado por lo que dice la Ley Rubeo.

Los políticos no nacen de un repollo, salen de esta sociedad que todavía no se anima a imponer su personalidad y dejar ser parte de una masa que vota slogans abstractos que suenan bonito. La realidad está a la vista y la conocemos todos, está en los votantes en modificarla o no.

 

Reutemann, Binner y Cristina

El sábado, el Lole mantuvo una reunión muy positiva con dirigentes del PRO nacional y provincial donde abordaron temas de la actualidad política. Según el ex corredor aseguró a Sin Mordaza que no se habló de la vice presidencia y mucho menos de encabezar la lista de legisladores para el Mercosur. “Creo que ese cargo sería para Gabriela Michetti” arriesgó Reutemann. Alejandra Vucasovich quien participó del encuentro junto a Federico Angelini y Emilio Monzó expresó que lo vio muy entusiasmado al ex gobernador  y que les aseguró que va a participar activamente en la campaña provincial.

Hermes Binner apareció en varios actos de Miguel Lifschitz, hecho que no ocurrió con frecuencia en las PASO. El viejo dirigente analiza en que cargo participará en las elecciones nacionales. Margarita Stolbizer lo quiere de vice, pero le serviría, según sus cálculos, los 500.000 votos que le aportaría desde Santa Fe como candidato a senador nacional. 

La posibilidad de que Cristina encabece la lista de legisladores del Mercosur, cambiaría todas las estrategias vigentes ya que se implementaría en el primer lugar del cuerpo de la boleta sábana. Ya no serían Scioli, Macri o Massa los traccionadores de votos. ¡Qué bien venía la idea del Changui Cáceres de buscar una lista de lujo para toda la oposición! Se apuró a contarla y el oficialismo tomo nota de la jugada y reguló que cada partido o frente deberá presentar listas propias.


Fuente: SM
Imprimir


Sin Mordaza
TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2015 - sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.