09-02-2014 | CULTURA | ESTE MIERCOLES

30 años de la muerte de Cortázar

El miércoles 12, se cumplirán 30 años de la muerte de Julio Cortázar, y en agosto se celebrará el centenario del nacimiento del autor de "Rayuela". Varios libros y una película exploran diversas facetas del escritor.

El 30° aniversario de la muerte de Julio Cortázar (1914-1984), el próximo miércoles 12, dará continuidad a un intenso año de actividades enmarcadas además en la celebración de los 100 años del nacimiento del escritor, que se cumplirán el 26 de agosto. Cortázar fue uno de autores más innovadores de su época, con obras como Bestiario y Rayuela.

Su literatura rompió moldes y cánones desoyendo la linealidad temporal, y se ubicó en la frontera entre lo real y lo fantástico. Si bien vivió gran parte de su vida en la Argentina, en 1951 se instaló en Francia (donde ambientó varios de sus obras) y en 1981 optó por la nacionalidad francesa en protesta contra la dictadura argentina.

Porteño perfecto
Uno de los títulos que aprovechan el envión de las fechas es Cortázar por Buenos Aires, Buenos Aires por Cortázar (Seix Barral), una investigación y un viaje en el tiempo en el que se embarcó el joven escritor Diego Tomasi.

Sin pretensiones de crítica literaria, con datos cotidianos sobre el escritor -tanto en sus primeros pasos como en su consagración-, Tomasi reconstruyó no sólo al personaje Cortázar, sino que delineó con prosa amena y ágil cómo Buenos Aires fue un elemento central en la constitución de su personalidad, de su literatura y de su mirada del mundo.

Tomasi siguió las huellas intermitentes de Cortázar (Bruselas, 26 de agosto de 1914 - París, 1984) por la ciudad, desde su llegada en 1918 a Banfield cuando tenía cuatro años hasta el último viaje en 1983, tras la muerte de su esposa Carol Dunlop en París, ciudad en la que vivía desde 1951.

A poco de celebrarse las actividades del "Año Cortázar: Cien años con Julio", organizadas por la Secretaría de Cultura de la Nación y del homenaje central en el Salón del Libro de París 2014 donde la Argentina será país invitado de honor, el autor de Rayuela sigue siendo una cantera de historias y pistas sobre un lenguaje (y estilo) que se sigue leyendo alrededor del mundo.

Con el beneplácito de Aurora Bernárdez -viuda, heredera y albacea del escritor-, Tomasi salió al ruedo con una investigación que le llevó casi tres años.

Buenos Aires fue escenario inspirador para el desarrollo de sus primeras obras, como los relatos "Casa Tomada" (1946), "Circe" (1948), los reunidos en La otra orilla (publicado en 1995) y la novela Divertimento, escrita en 1949 y recién publicada en 1986.

En 1951, por diversas razones, pero sobre todo por su desacuerdo con el gobierno peronista, Cortázar se fue a París. En una entrevista que rescata Tomasi, el escritor decía: "La historia es muy paradojal, el hecho de que nos hayamos ido, en algunos casos, es bastante útil, porque si me hubiera quedado probablemente no habría llegado a entender nunca lo que pasaba en mi propio país".

Si su relación con Buenos Aires era contradictoria, su mirada sobre ella "era cambiante", señala Tomasi. "Desde Francia, Buenos Aires era la mamá, cierta nostalgia, era tener que ver gente y cansarse. Ya, en los ‘70, tiene una mirada del mundo más social y comprometida, y vuelve como un escritor consagrado y como una especie de intelectual revolucionario".

Sobre el final del libro, Cortázar dice en una entrevista en diciembre de 1983, durante su última visita: "Soy un porteño perfecto, no podría escribir sobre otra cosa".

Otro libro que acaba de aparecer es Cortázar de la A a la Z (Alfaguara), una edición de Aurora Bernárdez y Carles Álvarez Garriga. Se trata de un diccionario biográfico ilustrado, una foto-biografía autocomentada con retratos de todas las épocas, fotografías de las primeras ediciones de todos sus libros, algunas de sus publicaciones en periódicos y revistas; una antología de textos acompañada de objetos y cuadros que fueron suyos, reproducciones de manuscritos, papelitos sueltos todavía inéditos y, de vez en cuando, el recuerdo en primera persona de quienes fueron sus amigos.

Animación
El año de tributos incluye el largometraje Historias de cronopios y de famas, una animación para adultos sobre dibujos y pinturas de artistas argentinos como Carlos Alonso, Luis Felipe Noé, Antonio Seguí, Daniel Santoro, Crist, Ana Tarsia y Magdalena Pagano. Producido por de el Incaa, dirigido por Julio Ludueña y realizado con técnicas de software libre en 2D y 3D junto a actores como Cristina Tejedor y Aldo Pastur dando voz a los personajes, el largometraje se estrenará en el país entre abril y mayo y luego en París y Madrid.

 

Fuente: SM
Imprimir
Enviar por e-mail



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.