06-01-2014 | SALUD Y BIENESTAR | AUTOMEDICACIÓN

Los riesgos del Omeprazol

Es el inhibidor de secreción ácida gástrica más utilizado. De venta libre, según un estudio, su consumo prolongado tendría efectos neurológicos.

Foto ilustrativa.
Foto ilustrativa.

El Omeprazol es uno de los inhibidores de la secreción más utilizados para tratar la gastritis y la acidez estomacal. Si bien los médicos lo recetan por períodos breves de tiempo ya que puede generar algunos efectos colaterales, al ser un medicamento de venta libre, los pacientes lo siguen consumiendo sin control y sin tener en cuenta los riesgos que eso puede acarrearles.

Un estudio realizado por el Kaiser Permanente Institute (USA) y publicado en la revista Journal of the American Medical Association reveló que la toma prologada -durante dos años o más- está vinculada con un diagnóstico posterior de deficiencia de Vitamina B12. ¿Por qué? Porque la reducción del ácido gástrico impide la normal asimilación de ésta que, a su vez, se ingiere a través de la carne animal. Y es esta falta de Vitamina B12 la que puede derivar en demencia, daño neurológico, anemia y otras complicaciones.

Se estima que entre un 10% y un 15% de los adultos mayores de 60 años tienen deficiencia de esta vitamina. Para su absorción desde la dieta se requiere del buen funcionamiento del estómago, del páncreas y del intestino delgado. El ácido gástrico es clave, ya que libera esta vitamina de los alimentos, lo que permite que se una a ciertas proteínas.

Si el ácido del estómago disminuye, algo que sucede cuando se toman estos inhibidores de la bomba de protones, esa unión no se produce ni tampoco la absorción completa de la vitamina. Ese déficit prolongado, de no tratarse clínicamente, podría derivar en múltiples problemas, como los ya mencionados.

La investigación, en detalle

El trabajo se llevó a cabo con 25.956 pacientes que presentaron un diagnóstico de bajo nivel de vitamina B12.

La primera conclusión a la que llegaron los profesionales es que quienes tomaron diariamente inhibidores de la bomba de protones (como Omeprazol o Exomeprazol) durante dos o más años presentaron un 65% más de probabilidades de tener niveles bajos de Vitamina B12 que quienes no habían ingerido estos fármacos durante un período tan extenso de tiempo.

Además, también aquellos que tomaron antagonistas de los receptores H2 (Ranitidina o Famotidina) presentaban un riesgo 25% mayor de padecer este déficit vitamínico.

En cuanto a las dosis, se comprobó que tomar 1.5 comprimidos diariamente presenta un riesgo 95% superior a sufrir esta deficiencia en comparación con los casos en los que la ingesta diaria es inferior a 0.7 píldoras.

En este punto valen dos aclaraciones. Por un lado, los expertos insisten en que no hay que confundir este tipo de fármacos con los comúnmente conocidos como "antiácidos", y que sirven para eliminar la acidez luego de comer o tomar mucho. Además, aseguran que hay otras formas alternativas de combatir la secreción ácida sin tomar una medicación continuada, como un cambio de dieta, entre otras cosas.

 

Fuentes: muyinteresante.es y elmundo.es

 

Fuente: SM
Imprimir
Enviar por e-mail



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.