30-06-2013 | CURIOSIDADES | SIN PROTECCIÓN

Cruzó el Gran Cañón en una cuerda floja

El funambulista Nick Wallenda cruzó con éxito el cañón. En algo menos de 23 minutos atravesó los más de 400 metros, a 450 metros de altura.

El funiculista cruza sin protección.
El funiculista cruza sin protección.

El equilibrista Nik Wallenda se convirtió el domingo en la primera persona en cruzar el Gran Cañón del Colorado sobre una cuerda floja. Wallenda atravesó así los 426,7 metros sobre la garganta del río Pequeño Colorado en el noreste de Arizona.

Wallenda realizó su hazaña sobre un cable de acero de dos pulgadas de grosor, 457 metros por encima del río en la Nación Navajo cerca del Gran Cañón. No llevaba arnés de seguridad y completó el recorrido en apenas 22 minutos, en los que hizo una pausa en dos ocasiones en las que los vientos movieron los cables.

"Gracias Señor. Gracias Dios por tranquilizar ese cable", afirmó luego de unos 13 minutos de haber comenzado la caminata aérea, que fue transmitida en directo por el canal Discovery Channel. Wallenda caminó lentamente durante toda la ruta, murmurando oraciones a Jesús casi constantemente. En los últimos pasos trotó y saltó.

Wallenda, de 34 años, es un equilibrista de séptima generación y parte de la célebre familia circense "Flying Wallendas", un clan que perdió a varios de sus miembros en sus peligrosas acrobacias: su bisabuelo Karl se cayó durante una actuación en Puerto Rico a los 73 años de edad y falleció, y un tío y un primo, murieron en circunstancias similares.

La acrobacia del domingo se produjo un año después de que cruzase las Cataratas del Niágara, lo que le mereció un séptimo récord mundial Guinness. Wallenda llevó consigo un micrófono y dos cámaras, una que estaba enfocada en la cuenca seca del río y una enfocada adelante. Sus zapatillas de cuero con suela de piel de ciervo canadiense le ayudaron a mantener su agarre en el cable de acero mientras caminaba.

Pero la caminata también trajo fuertes críticas. Antes de que Wallenda empezara su hazaña, un grupo de navajos, hopi y otros indígenas norteamericanos se pararon a lo largo de una ruta cercana para protestar porque la actividad fue promocionada como una caminata a través del Gran Cañón, un área sagrada para muchas tribus indígenas. Algunos residentes locales dijeron que Wallenda no había precisado con exactitud la localidad y dijeron además que la Nación Navajo no debería promover el riesgo de una vida por beneficio del turismo.

Fuente: AP y AFP

 

Fuente: SM
Imprimir
Enviar por e-mail



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.