31-12-2012 | POLICIALES | SANTA FE

Mueren tres rafaelinos en un accidente en la Ruta 34

Ocurrió ayer por la tarde cerca de la localidad de Susana, departamento Castellanos. Murió un hombre de 53 años, un menor de 13 y un bebé de un año. Un joven está grave. 

Foto ilustrativa.
Foto ilustrativa.

Un accidente con tres muertos ocurrió este domingo en la localidad de Susana, Departamento Castellanos, cuando un auto y un micro impactaron de frente sobre la ruta N° 34.

Poco después de las 20, el Fiat Palio, en el que viajaban seis personas, y un colectivo con 40 pasajeros que volvía de un tour de compras en Buenos Aires y se dirigía a Bolivia, chocaron en una curva, ubicada a unos siete kilómetros al sur del acceso al pueblo de Susana, en momentos en que, se presume, alguno de los dos conductores intentó sobrepasar a otro rodado.

El automóvil era guiado por José Luis Alfonso, de 53 años de edad, quien iba acompañado de su esposa, Emilse Vivas, de 49 años, y los dos hijos del matrimonio: Jazmín, de 13, y Manuel, de 19. Asimismo, viajaba con ellos la esposa de éste último, Cecilia López, de 20, y la hija de ambos, Alma Celeste, de 1 año de edad. Todos residentes en la ciudad de Rafaela.

El otro vehículo involucrado estaba al mando de Guillermo Gómez, de 43 años, y transportaba a personas oriundas de Bolivia.

El impacto fue de tal magnitud que José Luis Alfonso, Jazmín y Alma Celeste perdieron la vida en forma instantánea. En tanto, Manuel Alfonso sufrió politraumatismos de tórax y cráneo y las mujeres resultaron con traumatismos moderados. Todos fueron trasladados al hospital Jaime Ferré de la ciudad de Rafaela.

Según el testimonios de las personas que transitaban por la zona, a la hora del accidente la visibilidad era muy buena y todavía no había caído el sol.

De acuerdo a lo que podía apreciarse, el coche quedó sobre la carpeta asfáltica y tanto la trompa como la parte delantera del habitáculo quedaron totalmente destrozadas, pero la parte posterior del mismo, prácticamente, intacta, por lo que se presume que las dos mujeres que salvaron su vida viajaban en los asientos traseros.

Tras el encontronazo, el bus sobrepasó la banquina y terminó su carrera en un campo inundado, por las últimas precipitaciones, con la fortuna de no haber tumbado porque la altura del agua podría haber determinado consecuencias más trágicas que las registradas y los pasajeros solo recibieron golpes leves. (El Litoral)

 

Fuente: SM
Imprimir
Enviar por e-mail



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.