17-11-2009 | POLICIALES | CRISIS POLICIAL

La policía santafesina sospechada

Para la policía cordobesa ya está resuelto el caso del robo de la avioneta el pasado 20 de julio en el Aeroclub de San Francisco, pero comienzan a conocerse algunos detalles del hecho por el cual están detenidos dos santafesinos (uno de ellos policía) y un rafaelino. En San Luis también robaron una avioneta y sospechan de dos santafesinos.

Se complica la situación de Mauricio Sebastián Gorosito (27),uno de los detenidos,  a quien ahora lo investiga la Fiscalía a cargo de Leonor Failla por su supuesta participación en el brutal asalto sufrido por el productor lechero Emilio Canelo, de 85, años donde le sustrajeron cien mil pesos, entre ellos varios cheques que no pudieron cobrar porque no estaban al portador, en su vivienda de calle Belgrano 813 de la localidad de Porteña, departamento San Justo de la provincia de Córdoba y a 50 km. de la ciudad de San Francisco. Luego de las tareas de investigación se logró establecer que al menos Gorosito tendría también vinculación con el robo y la golpiza que sufriera el productor lechero.
En el marco de la investigación se conoció que el día del hecho del robo del avión, los autores partieron de la ciudad de Recreo y antes de llegar a San Francisco, se desviaron  hacia la localidad de Porteña, lugar donde luego darían un golpe contra un productor rural. En el camino son detenidos por la Policía Caminera Cordobesa y les hicieron una multa por no llevar el cinturón de seguridad puesto. En ese momento los cinco malvivientes estaban armados y listos para gatillar, pero los policías no se dieron cuenta de nada. Este dato no es de menor importancia ya que la multa sirve como elemento de prueba para fijar la presencia del automóvil y el conductor en la zona.
El jefe de investigaciones de la UR6 de la ciudad de San Francisco, Rafael Chirana, en declaraciones al periodista local Darío Pérez, de Euroradio, relató cómo llegaron a desentrañar el hecho que conmovió la comunidad de esa ciudad cordobesa. "Las escuchas ordenadas por el juez fueron hechas por Observaciones Judiciales, que depende de la SIDE y tiene base en Córdoba para esta zona. Ellos nos remitieron las cintas para su posterior desgrabación pero también hubo algunas a parlante abierto, que es cuando hay comunicaciones que ellos consideran urgentes las pasan al celular nuestro o mejor dicho al personal que está comisionado por el fiscal, que es gente de investigaciones de la Policía y de fiscalía, porque cuando se libra una orden para intervenir un teléfono se pone a dos o tres responsables que son los habilitados a buscar el material y están habilitados para las escuchas", comentó el comisario.
Sobre el robo de la avioneta dijo: "El tema del avión fue hecho por cinco personas, dos se vuelven en un auto y tres se van en el avión. Cuando cae el avión en el límite con el Chaco, en Gato Colorado, hacen dedo y van a un campo desde donde hacen un llamado telefónico pidiendo auxilio. A partir de ese llamado se inicia la investigación porque tomamos el número a donde se solicitó el auxilio y desde ahí se fue tejiendo todo el entramado para resolver el caso. Una vez que estuvimos seguros de que teléfonos intervinieron en el hecho solicitamos la intervención de los mismos para establecer la red de llamados y determinamos que uno de los teléfonos que utilizaron fue captado en ese horario por la celdas ubicadas geográficamente en el aeroclub de San Francisco".
Sobre las intervenciones telefónicas mencionó: "Todas las grabaciones tuvimos que transcribirlas textualmente y en este caso había comunicaciones con Paraguay que realmente no se les entendía muy bien porque hablaban muy mal y nos costó mucho descifrarlas. Tuvimos que escuchar varias veces la misma comunicación. No hablaban tanto en guaraní sino en código entre ellos. Por ejemplo no decían aviones sino "perritos" o "caballitos" y al piloto le decían "jockey" y hay que agregar que la tonada de ellos hacía más difícil entender e hizo que tuviéramos que repetir hasta veinte veces una comunicación para poder transcribir bien lo que decían para incorporarlo al sumario".
"En este hecho del robo del avión se pudo determinar desde que salieron de Recreo hasta que vinieron a San Francisco y hasta cuando volvieron. Se pudo armar todo el rompecabezas. Incluso esto nos permitió conocer otras cosas porque nosotros primero sospechábamos de un informante de la localidad de Porteña porque en el trayecto que hacen desde Recreo hasta acá primero se desvían hasta Porteña y después bajan a San Francisco. En Porteña estaban estudiando otro hecho e incluso se determinó que estuvieron haciendo inteligencia en la zona del aeroclub días antes. En un primer momento se hablaba de que el entregador era de San Francisco a lo que llamábamos la conexión local pero después del estudiar las llamadas realizadas no surge ningún teléfono de San Francisco y posteriormente se averiguó de donde viene el llamado "datero" que es quien les entrega el hecho que sería un piloto de avión santafesino", agregó Chirana. 
Según trascendió en las últimas horas, se espera la presencia hoy en San Francisco del secretario de Seguridad de la Provincia Carlos Iparraguirre para interiorizarse de la participación de personal de la Policía provincial en el hecho y de otros posibles implicados que aparecerían en las escuchas telefónicas y que también son de la Policía.
También se sigue la posible conexión santafesina de la avioneta Piper Archer robada en el aeroclub de Villa Mercedes, San Luis, hace 15 días con un modus operandi similar al utilizado en San Francisco y Esperanza. El comisario Fabio Santana, a cargo de la Comisaría 11ª del lugar, manifestó que "estamos tratando de ver si tienen vinculación con el robo que se produjo hace unos meses en la localidad de San Francisco, Córdoba".
Las personas sospechadas por la Policía son tres. El trío llegó al Aeroclub de Villa Mercedes el pasado 30 de octubre en un Renault Clío para contratar un vuelo. Dos, con tonada santafesina, subieron a la aeronave. Uno viajó al lado del piloto y otro en un asiento posterior. "El tercero, que se quedó en tierra, no hablaba. Ahora atando cabos pensamos que era por el canto, a lo mejor tenía alguna tonada de algún lugar y no querían que lo identificaran", dijo el piloto Daniel Rubiolo, que dirigió el último vuelo de la Piper Archer el último 30 de octubre. También relató: "Cómo será que me parecieron sospechosos que al bajar del vuelo les tomé la patente", agregó Rubiolo.
Se supo que ya se han realizado identikit de los sospechosos y se trabaja con entrecruzamientos de datos con comisarías de Córdoba y Santa Fe.  No se descartan la conexión del robo en Villa Mercedes con operaciones para el transporte de drogas o mercadería de contrabando, para las cuales se usan este tipo de máquinas monomotor.

Fuente: SM
Imprimir
Enviar por e-mail



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.